La administración federal informó que 23 gobiernos de los estados se adhirieron al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), y de cinco estados (Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Michoacán y Tamaulipas), al no contar con cobertura de ese instituto ni del IMSS Bienestar, las personas sin seguridad social no podrán acceder a atención y medicamentos gratuitos.

Los 10 gobernadores del PAN se reunieron en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador. A su salida, dijeron tener un acuerdo para, conjuntamente, no adherirse al Insabi. Sin embargo, por la mañana, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, presentó una gráfica donde se mostró que los gobiernos panistas de Yucatán, Querétaro, Durango y Nayarit sí firmaron su adhesión.

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, dijo que si bien los gobernadores de Acción Nacional no aceptaron firmar su adhesión al Insabi, sí lo harán a la compra consolidada de medicamentos que propone el gobierno federal.

“Tenemos total seguridad de que queremos todos adherirnos a la compra consolidada de medicamentos y equipo”, expresó a su salida de Palacio Nacional.

Cabe destacar que los mandatarios estatales del PAN dieron a conocer su propuesta alternativa al Insabi, para garantizar la gratuidad progresiva en los servicios de salud. Plantearon mantener la propiedad y manejo de infraestructura local, la posibilidad de comprar medicamentos con precios referenciados, acceso a todos los fondos federales y un modelo de salud nacional.

Sin embargo, dijeron lamentar que la administración federal estuviera en la postura de que los gobiernos estatales sólo tienen la opción de aceptar o rechazar la firma de adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar.

Por la tarde, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció que llegó finalmente a un acuerdo para que su administración se adhiera al Insabi, cuya firmara se realizará en los próximos días. En el caso de Nuevo León, el secretario general de gobierno, Manuel González, informó que analizan la situación para definir si aceptan la incorporación.

El subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez aseguró que Función Pública vigilará para que no se le eche la culpa al gobierno federal de la falta de atención y medicamentos en hospitales de aquellos estados que no firmaron su adhesión al Insabi.

[email protected]