Entre el 2012 y 2018, los representantes de los poderes Ejecutivo y Judicial realizaron en total 111 solicitudes para remover al menos 299 contenidos de plataformas digitales, bajo la justificación de que éstos difamaban o transgredían la seguridad y privacidad, entre otros rubros, detalla el informe Ante el silencio, ni borrón ni cuenta nueva, en su capítulo Internet, sin Lugar para la censura, de Artículo 19.

“La remoción de contenidos —lo que se entiende como la práctica para eliminar o restringir la circulación de información en internet valiéndose de marcos jurídicos y mecanismos privados que limiten su acceso— es un esquema problemático para la libertad de expresión en línea y cobra especial relevancia en México donde el derecho a la verdad, la impunidad y el combate a la corrupción permanecen como una de las deudas acumuladas por el Estado”, manifiesta la organización en el documento.

De acuerdo con la información disponible en los reportes de transparencia de Google, de los 299 contenidos que se removieron, en 46% de las solicitudes las autoridades e instituciones públicas argumentaron difamación.

El informe destaca que el motivo “crítica al gobierno” es totalmente incompatible con el rol que el Estado tiene en el flujo de información; “bajo ninguna circunstancia la crítica a un funcionario, dependencia, institución u organismo público representa una razón legítima para restringir acceso a información en Internet”.

Además, según los reportes de transparencia de Facebook, entre el 2013 y el 2018 hubo 23,598 restricciones de contenidos a petición de autoridades; mientras que Twitter recibió 24 solicitudes y la plataforma afirmó tener 0% de cumplimiento de las peticiones.

En ese sentido, Artículo 19 declaró que los motivos y los solicitantes de remoción de contenidos de las plataformas muestran cómo, cada vez más, las instancias de gobierno y entidades públicas solicitan, de manera “opaca y arbitraria”, suprimir, eliminar o restringir el acceso a contenidos que circulan en Internet.

Agresiones a periodistas

Por otra parte,  el documento señala que durante ese periodo se registraron 129 agresiones en contra de periodistas por Internet y la organización manifestó que “el discurso del nuevo gobierno ha estado lleno de contrastes respecto al reconocimiento del trabajo periodístico para la vida democrática del país y de la violencia contra la prensa”.