Para las próximas elecciones del 2021, es posible que los ciudadanos prioricen las acciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador más que el actuar del partido que lo llevó a la presidencia, consideraron expertos electorales ante la decisión de Morena de devolver 75% de sus recursos destinados a actividades ordinarias.

“El ciudadano va a evaluar al gobierno de López Obrador y al partido Morena por lo que hagan como gobierno, no por lo que hagan como partido”, expresó Salvador Mora Velázquez, maestro en Ciencias Políticas y especialista en procesos electorales de la UNAM.

Agregó que si Morena busca promover como elemento de campaña la devolución de los recursos, dicha acción podría ser poco redituable debido a que el ciudadano común pocas veces tiene conocimiento de que los partidos políticos reciben dinero, además de poner en riesgo el funcionamiento adecuado de la estructura del partido.

Devolver prerrogativas perjudica la estructura de un partido político “porque tiene una función específica”.

“Un porcentaje alto del ciudadano común no sabe que los partidos políticos reciben dinero. No sabe el ciudadano que su voto puede derivar en convertirse en recurso económico para un partido político; es decir, no va a redituar demasiado porque no veo cómo se pueda vender, que un partido que devuelva dinero, está haciendo adecuadamente su labor”, dijo.

Por otro lado, Christian Salazar Montiel, también académico de la UNAM, consideró que Morena en este momento cuenta con un elemento importante para competir electoralmente: el gobierno federal.

“Morena ahorita tiene algo muy importante para competir electoralmente, que es el gobierno, no quiero decir que vayan a desviar recursos a la parte electoral, sino que le hace tener fortalezas para poder implementar políticas y con ello fortalecer sus resultados electorales.

“El tener en este momento al gobierno reduce el impacto de haber regresado 75% de sus prerrogativas. Los resultados del gobierno pueden servir para apoyar la base electoral de ese partido”, consideró.

Además, aseveró que ante el contexto económico que vive el país, la devolución de los recursos podría ser visto como un acto responsable y favorecer la imagen de Morena de cara al 2021, aunque siguen siendo necesarias otras medidas para poder fortalecer el sistema de partidos ante la ciudadanía.

“Se gastaba mucho dinero, porque la propaganda electoral implicaba contratar espectaculares, mandar a hacer utilitarios, pero hoy en día estamos en posibilidad de transformar este tipo de campañas políticas en campañas menos costosas que utilicen redes sociales, otro instrumento que vaya acorde con los nuevos tiempos”, refirió.

Asimismo,Gustavo López Montiel, profesor de Ciencia Política en la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tecnológico de Monterrey, añadió que la devolución de los recursos por parte de Morena no tendrá un impacto ni positivo ni negativo, pues la gente que se enteró es poca y en ese sentido eso no haría la diferencia en las preferencias por las cuales la gente vota, por lo que consideró que dicha medida lo que busca es ejercer presión a los demás partidos políticos.

“Cuando Morena vuelva a presentar en el siguiente periodo la iniciativa para modificar la fórmula de los recursos que reciben los partidos es entonces cuando los partidos tendrán que enfrentar esa discusión otra vez y tendrán que ver la presión que Morena ejerce pública y mediáticamente”, indicó.

Agregó que el partido del presidente ahora tiene dos ventajas, la primera, que es un partido de reciente creación por lo que sus gastos todavía no impactan fuertemente sus finanzas y no sólo eso, sino que tiene una estructura organizacional que depende de muchas organizaciones a su vez y pueden mantenerse independientemente de lo que el partido les otorgue.

Mientras que la segunda ventaja sería que Morena tiene “una buena parte de los gobiernos municipales y estatales y obviamente al gobierno federal y eso sustituye recursos. No es que el gobierno inyecte recursos directamente al partido, sino que las propias decisiones del gobierno o los recursos que puede tener para apoyar las iniciativas de Morena, pues obviamente son un sustituto a la inversión que tendría que hacer como partido”.

Por lo tanto, mencionó, el impacto de regresar los recursos no afectará su actuar. “Se pueden apoyar, tanto del gobierno federal como de los estatales”.

Finalmente, Luis Carlos Ugalde, exconsejero del Instituto Federal Electoral, declaró, que la gente vera con simpatía a un partido que devuelve el dinero, pero existe un conflicto interno en Morena, lo cual opaca cualquier beneficio generado por devolver el dinero.

“La devolución posiblemente pueda impactar entre algunos votantes, pero no creo que sea un factor decisivo para que Morena tenga un buen resultado en el 2021; además, en este momento, Morena empieza a tener conflictos por esa devolución porque ya hay una impugnación de un militante y eso puede llevar a litigio”, señaló.

Mientras que detalló que este año Morena dejó de gastar buenos recursos que recibe debido al conflicto interno, “no han podido instalarse muchos órganos del partido como el Instituto de Capacitación y Formación Política, porque hay grupos y subgrupos que están enemistados, entonces, ¿cuál es la capacidad de gasto del partido?, poca”.

Por lo tanto, consideró que “Morena está esperando que la popularidad de López Obrador sea tan potente en el 2021 que sea lo que realmente haga una diferencia. Devolver el dinero le sirve para un segmento de la población.

[email protected]