Luego de que la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió el mes pasado que el cálculo del tope máximo de pensiones jubilatorias de los trabajadores afiliados al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) debe determinarse con base en la Unidad de Medida y Actualización (UMA) y no con el salario mínimo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció analizar alternativas para evitar una afectación a los trabajadores.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, dijo que por el momento no es posible ofrecer una alternativa inmediata debido a la precariedad en los recursos públicos. Sin embargo, dijo que más adelante podría ofrecer alguna alternativa.

“Va a necesitar de inversión, va a necesitar de destinar dinero del presupuesto. Y digo inversión, no gasto, por eso estoy esperando a que tengamos condiciones. (...) Pero hacerlo también sin endeudar al país, porque podríamos tener más dinero, pero con deuda, o podríamos tener más dinero para distribuir si aumentamos el precio de las gasolinas o del diésel o si aumentamos los impuestos. Entonces, tenemos que ir buscando lo que no afecte y poco a poco mejorando”, sostuvo.

Ante las protestas que han hecho pensionados del ISSSTE por esta situación, el primer mandatario dijo: “sí, lo tengo contemplado, nada más que no puedo todavía, no podemos todavía (ofrecer una alternativa)”.

Indicó que en su momento se podría revertir el cálculo de pensiones con base en UMAS, “o buscar un mecanismo de compensación, independientemente del procedimiento que el resultado sea garantizar pensiones justas a los trabajadores”.

rrg