Durante una tercera llamada telefónica con David León, el coordinador nacional de Protección Civil, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que hasta el momento ninguna instalación estratégica del país sufrió daños tras el sismo de intensidad 7.5 ocurrido la mañana de este martes.

Sin embargo, el mandatario mexicano confirmó la muerte de una persona en el municipio de Huatulco, Oaxaca tras el derrumbe de una barda.

“Ha habido después del sismo fuerte, de 7.5 de intensidad, 147 réplicas, de modo que nos recomiendan a todos estar pendientes, atentos, sin alarmarnos, conservando la calma, pero estar muy atentos para poder salir si estamos en las casas, los departamentos, las oficinas públicas, para salir a donde no corramos riegos”, llamó el Presidente.

Añadió que los especialistas también calculan que aumente el nivel del mar cerca de 1 metro, por lo cual ya se está informando a todos los pobladores de la costa, aunque, dijo, no consideran que habrá riesgos mayores. “Afortunadamente no hubo daños graves”, consideró el mandatario.

En tanto que cerca de las 3 de la tarde se espera que Protección Civil realice un último reporte nacional.