El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que este 2020 se destinarán 5,000 millones de pesos para la construcción de 1,350 bancos del Bienestar en todo el país.

De gira por Tlaxcala, donde dialogó con comunidades náhuatl y otomí, el presidente detalló que la construcción la realizará el Ejército.

"Será en 2021 cuando se entre de lleno en la construcción de la segunda etapa para contar con 2,700 sucursales", apuntó el presidente.

“Ya comenzó el programa de construcción de 2,700 sucursales del Banco del Bienestar y este año ya tienen 5,000 millones para hacer la mitad de las 2,700 sucursales”, anunció López Obrador a un jubiloso auditorio.

“Aquí en San Pablo del Monte va a ver un banco del Bienestar para atender a todos los beneficiarios”.

Como parte de los beneficios a comunidades tlaxcaltecas, el mandatario también anunció que se dará fertilizante gratuito:

"Estamos por iniciar la producción de fertilizantes. Vamos a producir fertilizantes que se van a entregar a los campesinos”, señaló.

El presidente afirmó que su gobierno continuará con la dotación de créditos a artesanos y pequeños negocios bajo el esquema de tandas para el bienestar, además, dijo que se solucionará el abandono de las escuelas con el esquema de apoyos directos a comités de padres de familia.

Todo el pueblo unido

Duranter el evento, los reclamos y las rechiflas contra el gobernador Marco Antonio Mena por falta de apoyos, llamaron la atención del Presidente.

Durante su intervención, Mena fue increpado en más de una ocasión por pobladores quienes le llamaban mentiroso cuando presumía a López Obrador que Tlaxcala no estaba endeudado.

Cuando intervino, Andrés Manuel López Obrador reconoció que puede haber voces inconformes contra el Gobernador, pero los llamó a establecer lazos de unión para avanzar.

“La llevo bien con el gobernador de Tlaxcala y también les digo algo porque mi pecho no es bodega, creo que debemos unirnos, es importante la unidad, todo el pueblo unido”, exhortó el presidente a una audiencia dividida.

Ante los ánimos crispados, el mandatario federal recurrió a la votación a mano alzada para instar a los asistentes a optar por la unidad antes que la confrontación.

-“A ver a ver a ver”, calmó López Obrador. -¿No quieren ustedes la unidad?, cuestionó a los asistentes, “unidad con justicia con democracia, con diálogo, con respeto, eso es”.