Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Movimiento de Regeneración Nacional, (Morena), acusó a a Manlio Fabio Beltrones, presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de querer borrarlo de la radio y la televisión.

Pese a ello el ex candidato presidencial adelantó que continuará a apareciendo en los spots de su partido.

NOTICIA: AMLO pide audiencia con Peña para presentar proyecto de NAICM

En entrevista para Radio Fórmula el tabasqueño dijo además que es "por instrucciones de (Carlos) Salinas, que es el jefe de jefes de toda la mafia, quieren una ley electoral con dedicatoria, quieren que yo no aparezca en los mensajes de radio y de televisión".

Lopez Obrador dijo que a pesar de los intentos de los priistas por borrarlo dijo que continuará apareciendo en los comerciales de Morena y aseguró que "no hay ninguna violación a la ley y, además, no me pueden impedir mi derecho a manifestar; ya sería el colmo que ya no pueda hablar".

NOTICIA: Nuevo jefe del PAN reta a AMLO a debate público

En la etrevista Andrés Manuel dijo que, en tiempos oficiales en Radio y Televisión, se transmiten 10 mensajes del PRI y sólo uno de Morena.

Andrés Manuel López Obrador reiteró que no tiene intenciones de dialogar con los dirigentes de otros partidos e incluso bromeó con sentarse a negociar con Beltrones: "Qué tal que en una de esas pierdo hasta la cartera", dijo López Obrador.

NOTICIA: Barbosa anuncia debate pro independientes

En la entrevista se le preguntó a Andrés Manuel Lopez Obrador sobre el tema de la colocación de "diablitos" para que los tabasqueños cuenten con energía eléctrica, a lo que contestó que "es una exageración del Reforma poner en ocho columnas eso".

Descartó que sus planes incluyan poner "diablitos" y afirmó que "No voy a regalar la luz".

López Obrador dijo que lo que ocurre en Tabasco es un movimiento de resistencia civil que tiene más de 20 años, desde 1994, al cual "se le ofreció en la campaña que iba a haber una solución definitiva (al problema de energía eléctrica). A eso mismo se comprometió Núñez y no cumplió".

López Obrador dijo que aún espera que se cambie el proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (CAICM), pues "hacer un aeropuerto en el lago de Texcoco es un absurdo; se van a robar muchísimo dinero y no va a servir esa obra".

Obrador dijo que el argumento de la distancia entre el Aeropuerto Internacional Benito Juárez y la base militar de Santa Lucía es de 35 kilómetros, y recordó que en Nueva York, la distancia entre sus aeropuertos es de 17 kilómetros y tienen mayor tráfico aéreo.

"Yo entiendo que tienen su ‘negocito', que no es tan pequeño; estamos hablando de un gasto, o inversión, de alrededor de 170,000 millones de pesos".

Con información de Radio Fórmula

rarl