El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador afirmó que los empresarios que lo critican “son una minoría” que se ha dedicado a “saquear” al país. Ante industriales de la radio y la televisión dijo también no tener enemigos y sólo querer un país sin privilegios.

Luego de que el Consejo de Mexicanos de Negocios publicara un desplegado en donde criticó los “ataques personales y descalificaciones infundadas” por parte de López Obrador, éste insistió en que sólo busca un gobierno para todos:

“Yo no tengo un doble discurso. Que se han dedicado a saquear y ahora todos lo estamos pagando… Son tan ingratos, que cuando les convino apoyaron a Peña y son los que más han ninguneado a Peña Nieto. Lo convirtieron, porque así son de siniestros, en el payaso de las cachetadas. Yo no tengo enemigos, ni quiero tenerlos. Tengo adversarios; lo que queremos es que el gobierno represente a todos”.

Invitado en la 59 Semana de la Radio y la Televisión que organizan los industriales de la radiodifusión agrupados en la CIRT, López Obrador se decantó por una política que genere confianza al capital.

“No habrá confiscaciones ni expropiaciones. Quiero que haya confianza, porque sin inversiones no podré gobernar”, les dijo a los empresarios de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión en su reunión anual.

Y les aclaró que no revocará o trastocará arbitrariamente la reforma de telecomunicaciones, ni expropiará concesiones de radio y televisión, además de que garantizará la protección a los periodistas en su oficio. Lo que sí intentará, dijo, es aplicar una política para reducir la propaganda gubernamental en los medios electrónicos, para reconducir esos recursos en programas de orientación social, educativa y de salud.

La relación será “buena” pero el gobierno federal contratará pocos espacios; “poquitos porque el dinero (de los mexicanos) es bendito”.

El político tabasqueño reafirmó a pregunta expresa de sus interlocutores que quienes no coinciden con su proyecto son una minoría y grupos conservadores que se niegan a cambiar el estatus quo. “no los vamos a perseguir, todo lo que queremos es justicia. Es decirle ya basta, han robado mucho; háganse a un ladito”, indicó.

“Es una minoría. Nosotros estamos ganando. Ganaríamos con 25 puntos de ventaja. Los que no van a votar por nosotros no tienen animadversión hacia nosotros. Yo tengo muy pocos negativos. No van a votar por nosotros, pero no están en contra de mí. Es un grupo arriba, pero además los comprendo. Es un sector de la población, que tiene posturas conservadoras y los respeto. Esa son las dos grandes corrientes de la política”, comentó a los industriales, al tiempo que les solicitó su confianza.

Y en términos de confianza, también redefinió su promesa de consultar al electorado cada dos años su continuidad en el cargo de presidente de la República, ahora será cada tres años, platicó. “Será a los tres años y no dos, para no gastar mucho”.