La diferencia de recursos presupuestados para la enseñanza del idioma inglés en el sector educativo entre el último año de la administración de Felipe Calderón y lo destinado por el gobierno de Enrique Peña Nieto para este 2017 es de 13.3% menos en términos reales durante la gestión del priista.

Cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dan cuenta de los recursos públicos que se han destinado a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP), a fin de impulsar a través de distintos programas la enseñanza del idioma inglés.

Al tomar en cuenta los índices de inflación por año, las cifras refieren que la bolsa en los años 2012 y 2013 (el último de Calderón y el primero de Peña Nieto) representaron en términos reales las que más recursos tuvieron, en un periodo de ocho años.

En tanto, en términos nominales, en el 2017 y el 2016, el Programa Nacional de Inglés obtuvo el mismo presupuesto como parte de los recursos de la SEP , 789 millones 24,100 pesos, respectivamente.

En el 2011, también en términos nominales, es decir, sin descontar la inflación, el monto alcanzó solamente los 84 millones 309, 655 pesos para tal fin, cantidad que para el siguiente año tuvo un incremento de 686 millones 270, 944 pesos, lo que significó un presupuesto de 770 millones 580, 599 pesos.

La tendencia nominal al alza se mantuvo todavía en el 2013 con 797 millones 550,920 pesos presupuestados, lo que representa un incremento de 26 millones 970, 321 pesos respecto del 2012.

Para el 2014 y el 2015 no hay registro de recursos destinados en específico para algún programa de inglés y sí presupuesto para una coordinación en la materia: 10.4 y 26.8 millones de pesos en dos rubros para el primer año y 22.9 millones y 10.3 millones para el siguiente ejercicio fiscal.

Apenas el 11 de julio, Aurelio Nuño, titular de la SEP lanzó la Estrategia Nacional de Inglés con la que se busca, en 20 años, que el sistema de educación pública en nuestro país sea bilingüe.

Nuño declaró entonces que uno de los ejes principales será fortalecer la enseñanza del idioma para los maestros que imparten la asignatura y a todos los normalistas, a fin de que la totalidad de la planta docente lo domine sin importar la asignatura que impartan.

[email protected]