No importa si lo consumimos o no: Internet sí tiene mucho que agradecer a la industria porno.

Antes que respinguen los amantes de las buenas costumbres, aclaro que no me refiero a los contenidos, sino a los modelos comerciales.

Los conocedores no me dejarán mentir. Jenna Jameson, la reina del porno es quizás la responsable, cuando en el 2000 fundó la empresa Club Jenna (sí, el mismo que en el 2006 se asoció con PlayBoy).

Club Jenna empezó como un sitio web que sólo vendía sus escenas eróticas, pero con el tiempo se convirtió en el principal administrador de pequeños sitios porno legales.

Este modelo ya era redituable en el 2001. Sí, en la misma fecha en la que la industria de música se desgarraba las vestiduras ante sitios como Napster. Y sí, también cuando la crisis punto-com estaba en su pleno auge.

Resulta controversial defender a una industria como la porno. Incluso, hay expertos que la eliminan de sus estudios económicos. Aún así, también hay quienes aseguran que fue la que logró demostrar, por primera vez en la historia, que en Internet sí se podían generar ingresos. Algo que aún no logran las redes sociales, por ejemplo.

¿Qué aportación positiva ha hecho la industria porno legal al mundo web? ¡El esquema de ventas!

La reina del porno creó esquemas de pago seguros y anónimos : depósitos mensuales en bancos locales, compra de tarjetas de pre-pago y hasta uso de cupones (de revistas). Sí, los mismos modelos que hoy explotan sitios de música y contenidos multimedia.

También fue de las pioneras en el uso de tecnología de punta para crear multimedias de alta calidad, para generar descargas también de alta calidad y hasta en usar filtros para restringir usuarios.

Hoy, en promedio una suscripción mensual a un sitio web oscila en los 30 dólares, que da derecho a ver sin límite todo tipo de contenidos. Y la descarga de cada material oscila en los 10 dólares. Esos precios hoy son el estándar también muchos sitios de música y noticia.

Para quienes aún insistan en creer que es una aberración reconocer la aportación de la industria porno, existe otra postura: esta industria le ha ahorrado miles de millones de dólares a otras. ¿Cómo? El porno ha probado esquemas y tecnologías costosas y nuevas, por lo que para muchos, es el mercado perfecto para experimentar.

La prueba: según el FBI sólo 1 de cada mil personas pagan por contenidos en línea. Pero 60% de esos pocos que sí pagan, compran pornografía.

Los rumores dicen que la industria porno es 10 veces más grande que Hollywood, 7 veces más que la industria de música y 5 más que las de los deportistas profesionales. ¿Será?

También les pega

El nuevo reto al que se enfrenta la industria porno es el mismo al que se enfrentan todos: los usuarios.

De acuerdo AVN Media Network, mientras que en el 2005 la industria legal de pornografía online generó ganancias de 4,280 millones de dólares, para finales del 2009 captó sólo 2,841 millones de dólares.

¿Bajó el consumo porno? ¡Al contrario! Hoy cualquiera puede subir un video porno al web, hecho en casa. Y son cada vez más los sitios de descarga gratuitos. Mientras una producción porno de calidad puede hacerse con 50 mil dólares, hay videos que se hacen con menos de 100.

¿Podrá la industria porno resolver este problema? Quizás. Sólo consideremos que tiene algo que mucho envidian: fondos. Fuera del web, según el FBI, el mundo porno genera ganancias por 57,000 millones de dólares al año, dinero que quizás, ayude a probar una nueva forma de sobrevivir en Internet.

¿Es usted uno de ellos?

- 25% de las búsquedas web que se hacen en un día, son porno

- 12% de los sitios web legales, son porno

- 42% de los usuarios web han visitado una página porno aunque sea una vez

- 72% de quienes pagan por estos contenidos, son hombres de entre 35 y 44 años

- 3,075 dólares se gastan en porno cada segundo

- Cada 39 minutos se sube un video porno a Internet

- 4,000 sitios online legales para adultos circulan en Internet

- 500 mil personas viven de esta industria sólo en EU (vía web)

- China, Corea del Sur, Japón, EU y Brasil, son los países que más han explotado este mercado en el web

Fuentes: FBI, Nielsen Net Ratings y Association of Club Executives