De las elecciones dominicales sólo deseo destacar la posibilidad de que dos priistas, que por mera coincidencia llevan el apellido Duarte, (César y Javier), de Chihuahua y Veracruz, respectivamente, a partir de hoy mirarán en el panorama de su futuro grises nubarrones con forma de rejas. Las mismas que Rodrigo Medina y cómplices ya sienten a un palmo de sus narices.

El caso Veracruz es el que más llama la atención de quien pergeña estas líneas. Javier Duarte de Ochoa desapareció 2,000 millones de pesos de la Universidad Veracruzana; además de corrupto, su mandato se ha caracterizado por la represión, la violencia y la ineptitud. Cómo será de pésima la gestión gubernamental del apodado Ñoño, que los electores de la entidad veracruzana prefirieron votar por un conocido y deshonesto expriista que se pintó oportunamente de azul con la esperanza de que el mini periodo de dos años de gobierno no le alcance para robar mucho y cumpla su promesa de meter a la cárcel al gordito y a su pandilla.

Para rematar mi comentario, un chiste: Se abre el telón y aparece Javier Duarte de Ochoa. Se cierra el telón y desaparecen el telón, el escenario y el teatro...

El señor de los caireles

Ahora quiero tratar el tema de un pequeño hombrecito de rizada cabellera, encargado de investigar los casos de corrupción de los funcionarios públicos federales, quien, tratándose de cumplir con sus obligaciones familiares, es un ruin bellaco pasado de lanza.

El pasado martes El Universal publicó la entrevista que Ariadna García le hiciera al secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade Martínez, en la que éste admitió que conseguir pruebas de corrupción contra los altos mandos es complejo.

Días después, la expareja del entrevistado, Nayeli Martínez, declaró a la reportera Peniley Ramírez Fernández, del equipo de Univisión Investiga: He sido víctima de violencia intrafamiliar, violencia psicológica, económica y sexual de parte de Virgilio Andrade.

Entre las preguntas que Ariadna García hiciera al secretario de la Función Pública sobresale la siguiente: ¿Cree que la corrupción se acabe algún día? El secretario contestó: Los fenómenos de corrupción se generan por incentivos, a obtener rentabilidad de una interacción entre lo público y lo privado; o si no se tienen contrapesos, pudiere haber una tendencia a abusar del ejercicio del cargo que se tiene .

En la entrevista con Peniley Ramírez, de Univisión Investiga, autorizada para su reproducción a través del portal de noticias sinembargo.mx, Nayeli Martínez, que fuera amante de don Virgilio durante cinco años, comentó que el poder que obtuvo al interior del gabinete luego de la investigación (la averiguación para absolver de posibles conflictos de interés al presidente Peña Nieto, a su esposa, Angélica Rivera, y al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en la compra de las casas vendidas y financiadas por el Grupo Higa) le permitió volverse intocable y acrecentar los presuntos abusos contra ella, que ha denunciado ante instancias de derechos humanos, la Procuraduría General de la República (PGR), la ONU Mujeres y la propia institución que Andrade dirige; ella asegura que las investigaciones no avanzan y que existe una protección oficial al funcionario.

El noviazgo entre Nayeli y Virgilio surgió en el 2010. Él estaba casado antes, durante y después de su relación, además de existir otras mujeres con quienes mantiene relaciones amorosas. En el 2013 la pareja procreó un hijo que el funcionario reconoció ante el registro civil y fue bautizado en el 2015 en la nunciatura apostólica. Según la señora Martínez: Por pedirle la pensión de mi hijo recibía insultos terribles como muerta de hambre, mantenida, centavera, o sea, humillante, degradante, cuando era un derecho de mi hijo .

En otro orden de acusaciones, Nayeli declaró: Me obligaba a hacer cosas que yo no quería, como tener relaciones sexuales con él después de que lo había hecho con otras mujeres . Estos encuentros ocurrían en horario laboral en la oficina del funcionario, en una casa al sur de la Ciudad de México que fue rentada por su coordinador de asesores y en varios hoteles del centro de la ciudad.

En la entrevista que le hiciera la reportera Ariadna García, preguntó: ¿Por qué no han caído peces gordos? El semental que entre mujer y mujer se da tiempo para vigilar la función pública contestó: Éste es un tema recurrente, incluso en el mundo, porque la sociedad tiene como principal referente de fuerza de un Estado, frente a situaciones irregulares, que efectivamente vaya frente a quienes tienen altos cargos públicos . (Ésta declaración, de la cual no entiendo nada, me hace sospechar que antes de la entrevista ya llevaba tres acostones el insaciable funcionario).

Como respuesta al expediente de queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Andrade envió una carta en calidad de secretario de la Función Pública negando rotundamente todas y cada una de las imputaciones. Aseguró que siempre se ha comportado en forma correcta y respetuosa .

Supongamos que las cosas sean como dice, pero que no se haga como la mamá del muerto y caireles con la pensión.

Oí por ahí

En la escuela:

-Mi hijo es víctima de bullying. Exijo respeto.

-¿Cuál es su hijo?

-El pinche gordo con cara de pendejo que se está comiendo los mocos.

elprivilegiodeopinar@eleconomista.com.mx