Luego de remover a los funcionarios del alto nivel el Comisionado Federal Alejandro Svarch Perez, anunció el fin de semana la transformación de la COFEPRIS.

El reto en la COFEPRIS es monumental, esta plagada de malas prácticas, corrupción y una excesiva carga regulatoria, dicha institución más que un regulador es una carga para la industria del sector.

De acuerdo a la información publicada en la página de COFEPRIS , bajo el título Trackerpris “tablero de medición del progreso de COFEPRIS”, en el año 2021, se han ingresado 125 419 tramites,  de los cuales da cuenta de 10,153 tramites (8.09%) bajo los siguientes rubros: 88 opiniones del Comité de Moléculas Nuevas, 990 modificaciones administrativas de medicamentos, 678 protocolos de investigación dictaminados, 2263 certificados de libre venta de medicamentos  dictaminados, 1885 peticiones de registros médicos dictaminados, incluye prorrogas y registros nuevos, 211 pruebas autorizadas para covid-19 y 9 vacunas para uso de emergencia.

El detalle es que “Trackerpris”, no aclara es si estas resoluciones son definitivas o incluye las prevenciones, figura que es mala práctica la Cofepris para mal atender las cargas de trabajo. Y lo más importante que no indica plazo para resolver los otros 115,266 (92%) de tramites no atendidos.

En su primera intervención como titular de Autorización Sanitaria, Natan Enríquez Ríos presentó las estrategias de transformación:

La primera estrategia es una plataforma de trámites autogestivos, la cual permitirá el sometimiento digital y la resolución automática de 30 avisos. La segunda estrategia, abarca el sometimiento electrónico de trámites como prórrogas de registro, prórrogas de agote de existencia, certificados de libre venta y modificaciones a las condiciones del registro sanitario.

Como tercera estrategia fue detallada la segmentación, la cual permite el abordaje regulatorio acorde a la complejidad de trámites.

Aunque las reformas al Reglamento de Insumos para la Salud (RIS) y su legislación complementaria, estipulan la posibilidad de someter registros sanitarios de dispositivos médicos de manera electrónica, no existe una fecha cierta por parte del regulador para lograr este proceso, que será el primer paso para la automatización de los procesos claves de la reguladora.

Sin lugar a duda, el reto de la transformación de la COFEPRIS es complicado, años de atraso y de malas prácticas y corrupción del personal y de las propias empresas colisionan con los esfuerzos del Comisionado, esperemos que este programa saque del marasmo operativo que sufre la COFEPRIS.

Hasta la próxima.

Eliseo Rosales Ávalos

Abogado

Los mismos de siempre

Politólogo y abogado, académico, columnista, presidente de ciudadanos sin partido y orgulloso mexicano.

Lee más de este autor