El top five -en inglés los de más arriba y el número cinco, ordinal quinto- es un listado, un ranking, una clasificación de cinco cosas: películas, canciones, personalidades, consideradas las más populares o, como en el presente caso, funcionarios públicos impopulares por ineficientes -chafas- y/o, lo que es peor, deshonestos en grado superlativo -ratas.

El concepto que aludo vino a sustituir a lo que antes llamábamos hit parade -desfile de éxitos- utilizado para clasificar las canciones triunfadoras.

Por lo general, el top es de 10 -ten-, pero en este caso sólo voy a enlistar a cinco gobernadores: tres en activo y dos que hace menos de un mes dejaron el cargo y las arcas vacías. Esto lo hago no por falta de candidatos para ampliar el listado -en realidad podría hacerse el top Thirtytwo-, sino por carencia de espacio para sacar los trapitos al sol de todos.

Voy por orden alfabético en sus apellidos paternos -los maternos nadie puede asegurar que el que usen sea real, pues se sospecha que carecen de progenitora.

Emilio González

El que al comenzar su infausta labor echaba desmadre con don Juan Sandoval Íñiguez; el que donó a la Arquidiócesis de Guadalajara 90 millones de pesos, provenientes del erario público, para la edificación del Santuario de los Mártires Cristeros -recurso que debería de haber empleado en ayudar a niños de la calle-, el yunquista y, por ende, de extrema derecha, doctor Honoris Sauza: Emilio González Márquez, aquel que todavía tuvo la desfachatez de aspirar a ser candidato de Acción Nacional a la Presidencia de la República está considerado como un Gobernador chafísima, que manejó el presupuesto estatal de manera opaca y discrecional y que dejará a Jalisco con una deuda de 16,000 millones de pesos.

Eso sí, González Márquez pasará a la historia a través del libro de récords Guinness­ como sujeto, objetivo, de la mentada de madre más grande del mundo. Emilio, chinga tu madre gritaron en junio del año pasado más de 5,000 jaliscienses produciendo 122 decibeles de ruido.

Este textoservidor se une al clamor histórico que impuso la marca mundial y extiende el texto del mismo a los otros cuatro participantes de este top five.    

Andrés Granier

Exgobernador de Tabasco, pasará a la historia por unir a la entidad... En su contra. No se presentó a entregarle la gubernatura a su sucesor Arturo Núñez. ¿Miedo o precaución?

La gestión de Granier Melo hundió en la pobreza a Tabasco. Incrementó la deuda del estado de 400 millones a 10,000 millones de pesos. Los tabasqueños ocupan el último lugar nacional en desarrollo social y viven una crisis hospitalaria -no hay ni jeringas-, generada por la corrupción en el sector salud durante el gobierno del químico farmacéutico. El exsecretario de Salud, Luis Felipe Graham Zapata, desvío 84 millones de pesos en compra de clips, material de papelería y leche pasteurizada, a la empresa Mini Todo del Bosque, propiedad de su cuñado Rodolfo Nieto -¡par de ojetes!

El director administrativo de la Secretaría de Salud, Adalberto Vázquez Gómez, recomendado de Elena Celorio, comadre de Granier, empleaba recursos de esa dependencia en los casinos de Las Vegas -¡qué asco de cabrón!

Pero el que no se midió fue el junior Fabián Granier Calles, quien adquirió en 50 millones de dólares el hotel El Pueblito, en Quintana Roo. También, según el diario Despierta Tabasco, Fabiansito compró terrenos en la Riviera Maya, una clínica en Mérida, Yucatán, y departamentos de lujo en Miami y Cancún. ¿Ladrónde sacó tanto dinero?

El gobierno federal priísta debería castigar a Granier, no por el daño propinado a los tabasqueños, depredar a las poblaciones es una tradición que le da identidad al Revolucionario Institucional, sino porque sus malos manejos forjaron el voto de castigo de una sociedad que eligió a un perredista: Arturo Núñez. Pero no todo son malos augurios para Granier, Núñez, su sucesor, durante 40 años fue priísta, sabrá comprender y, probablemente, hasta perdonar.

Guillermo Padrés

Son varios los motivos por los que el Gobernador panista-perredista de Sonora está en este elenco: los empresarios de la entidad que lo apoyaron en su campaña echan pestes en contra del góber ya que no pueden trabajar si no dan diezmo al hermano y al cuñado del Mandatario, que son los que deciden a quién y de a cómo se entregan los contratos de obra pública.

Entre sus promesas de campaña, Padrés ofreció ni un impuesto más; ahora, insiste en aplicar el impuesto de la Tenencia automovilística con el nombre de contribución al fortalecimiento popular . Los sonorenses protestaron y amenazaron con boicotear la beisbolera Serie del Caribe. El señor Gobernador cometió la estupidez de llamar a lo protestantes malnacidos , mostrando carencia de sensibilidad política y humana. Ya ofreció una disculpa con el viejo truco que no se tragan ni los niños de pecho de alguien tergiversó mis palabras . Bueno, de veras que estos güeyes nos creen pendejos.

Graco Ramírez

En el transcurso de una semana y media, el Gobernador de Morelos ha estado involucrado en el escándalo: salió embarrado en el  Walmartgate. Le creo cuando dice que él no tuvo nada que ver con los sobornos porque en esos años -del 2003 al 2004- no era legislador. Pero, ¿por qué se mencionó su nombre?

Antier, Ana Luisa Garduño, madre de Ana Karen, una joven asesinada presuntamente por su novio en Temixco, Morelos, en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Ley­va, declaró tener localizado al probable homicida en Guadalajara, pero que las autoridades morelenses pretendían cobrar 7,000 pesos por confinarlo. La señora Garduño mencionó no haber tenido contacto con el Gobernador morelense. Éste habló enseguida a dicho programa para desmentir lo dicho por la madre de la asesinada, aseguró haberse entrevistado con ella dos veces y lo tenemos ubicado (al asesino), estamos tratando de encontrarlo . ¿Ubicado pero perdido?

La señora Garduño, en la noche, reiteró en Milenio Televisión no haberse reunido con Graco. Minutos después, éste reconoció a través de Twitter que la señora tenía razón: jamás la había visto. Aquí es donde uno piensa: El góber es un mentiroso -cuando habló con Ciro- o es un imbécil -cuando se dio cuenta de que nunca había visto a la madre de la asesinada-. Sea por una o por otra causa, está en la lista de los chafas.

Ayer, Graco habló con la señora, pero ya se había puesto en evidencia. Además, si doña Ana Luisa no se entrevista con Ciro ni la hubieran pelado.

Juan Sabines

Otro exgobernador que no asistió a la toma de posesión de su sucesor. Durante su gobierno se gastaron 40,000 millones de pesos -deuda pública y privada- que nadie sabe en qué se ocuparon. Con recursos federales -60.1 millones de pesos- se adquirieron 175 purificadoras de agua que, hasta la fecha, no están operando porque no se previó el contrato de su instalación.

Sabines -lástima de apellido- dejó 300 obras inconclusas; algunas de ellas, pagadas a 100% y asignadas sin contrato. Otras, inacabadas por falta de pago a las constructoras, que exigen al nuevo gobierno el rembolso de pasivos por 4,000 millones de pesos. En Izapa, zona arqueológica, se inició la construcción del Parque del Chocolate: la única estructura de la obra fue un monumento al que le colocaron letras de unicel cubiertas de cemento, el cual se desintegró.

Nadie sabe dónde está el exmandatario chiapaneco. Ojalá y esté entre el madral de desapa­recidos que va a buscar Osorio Chong, lo encuentren y le den pa’dentro.

Oí por ahí

Para que baje esa panza, le recomiendo cinco manzanas. Muy bien, doctor, ¿rojas o verdes? Corriendo, pendejo.