Con el apoyo del estado y del municipio, el Infonavit ?se ha dado a la tarea de recuperar la vivienda vacía, ?y colocarla en el mercado nuevamente.

De sus habitantes, 98% es acreditado del Infonavit ?y, en su mayoría, trabajador del sector maquilador.

Ciudad Juárez fue por muchos años un importante receptor de créditos del Infonavit para la adquisición de vivienda económica especialmente.

El cierre de empresas en la zona y el regreso de muchos trabajadores a sus estados de origen, aunado sin duda a malas decisiones de compra, falta de servicios adecuados y de organización de los vecinos, generó un problema de viviendas vacías y el consecuente deterioro físico y social de las unidades habitacionales.

Con el apoyo del estado y del municipio, el Instituto se ha dado a la tarea de recuperar esa vivienda vacía, colocarla nuevamente en el mercado y apoyar la rehabilitación de los conjuntos bajo un modelo de regeneración urbana y social.

Riberas del Bravo es un buen ejemplo de lo que buscamos.

Este fraccionamiento, que toma su nombre por colindar con el río Bravo, es una de las unidades habitacionales emblemáticas de Juárez, con 13,000 viviendas divididas en nueve etapas. De sus habitantes, 98% es acreditado del Infonavit y, en su mayoría, trabajador del sector maquilador; las adversidades económicas y sociales generaron, desafortunadamente, la deshabitación de un número importante de casas.

Recuperar el tejido social era prioritario. Iniciamos un intenso trabajo con los vecinos, de la mano con la organización civil UNES y que dio como resultado el Plan Estratégico Vecinal para Riberas del Bravo 2011-2015, Riberas: Un territorio de paz, que incluye 87 obras físicas y sociales a desarrollarse en el corto y mediano plazos. Este plan fue elaborado por los propios vecinos, quienes se apoyaron en un arquitecto de barrios y un promotor vecinal.

Se incorporaron nueve promotores vecinales, uno para cada etapa del conjunto; se integraron 16 comités vecinales para trabajar de forma organizada con toda la comunidad y elaborar el reglamento interno de convivencia y que está ya en operación.

Toda la comunidad trabajó en las jornadas de limpieza en calles y en viviendas vacías, todo ello, con la finalidad de construir un tejido social y espacios públicos con identidad e integración barrial, promoviendo ambientes seguros equitativos y agradables.

En el aspecto físico, se entregaron a la comunidad dos parques en las etapas dos y cuatro, promovidos por la Sedesol y el municipio de Ciudad Juárez, una cancha de usos múltiples, andadores, áreas verdes, bancas, botes de basura y juegos infantiles.

Infonavit donó 37 viviendas, de las cuales, dos sirvieron para poner en marcha dos bibliotecas públicas, y se está en pláticas con el IMSS para habilitar consultorios médicos. También está en construcción un centro de atención para adicciones, que abrirá sus puertas en el 2013.

Paralelamente, y mediante un esquema que hemos denominado macrosubasta, fueron vendidas 3,000 empresas a la firma Quila, que se responsabilizará de rehabilitarlas físicamente para ponerlas a disposición del público.

Atendiendo las instrucciones de nuestros órganos de gobierno, los recursos obtenidos serán destinados para la instrumentación de un Plan Maestro Físico-Urbano para Riberas del Bravo, que se desarrolló junto con el Centro de Transporte Sustentable.

Este plan considera una ciclopista, dos espacios mixtos comerciales y recreativos, tres paraderos de transporte público. Todas estas obras serán ejecutadas por el municipio durante el mes de agosto.

La regeneración social y física de Riberas del Bravo está dando frutos. Las viviendas se están nuevamente ocupando y los nuestros acreditados se han puesto al frente de las acciones. Ellos han sido el motor y los guías de todas estas obras.

*Director General del Infonavit.

@vmborras / www.bajounmismotecho.mx