La Responsabilidad Social (RS) en la vida empresarial —o en la vida laboral— ya es algo que se busca cada vez más, deseando implementarla con los colaboradores de cualquier empresa a grandes niveles, se podría decir que actualmente es una tendencia a nivel mundial, pues se cree fielmente que el cambio empieza dentro de las organizaciones.

Por esta misma razón, empresas buscan más acciones que ayuden a contribuir a un organismo que se enfoque en un sector especial de la sociedad, pero el problema es cuando a través de estas acciones organizaciones o fundaciones buscan un beneficio sin beneficiar. ¿Qué pasa con esto? Realmente se ha perdido el enfoque de ayudar

No es nuevo para quienes se dedican a la Responsabilidad Social Empresarial recibir a diario correos de personas buscando un beneficio, pero muchas de las veces, ¿qué tan certero es que esta ayuda llegue al sector que la empresa o persona está buscando? En ese momento hay que detenerse y hacer un enfoque especializado para evaluar a las personas que te están contactando y decidir si realmente se necesita, pues hay un número creciente de personas que se vuelven “casa beneficios” buscando obtener un beneficio de ellos, y por qué no, hasta vivir de ello.

Hago hincapié en este tema debido a que actualmente hay empresas que no buscan un recibo deducible de impuestos, sino que están enfocadas en hacer llegar ayuda a comunidades vulnerables de la ciudad y localidades aledañas dedicando meses de planeación a acciones de responsabilidad social que tengan un impacto en distintos plazos, pero todo esto se permea cuando no hay un seguimiento constante por parte de las empresas y los beneficios se desvían.

Una buena herramienta, sobre todo para quienes se dedican a vender espacios publicitarios o estudios de responsabilidad social, sería que pudieran enfocar sus herramientas para hacer que el beneficio de la empresa o contratante realmente llegue, pues estoy seguro de que si se ofreciera este tipo de servicio tendrían mucho mayor éxito a la hora de buscar clientes más allá de estar buscando sacar una nota o publicación de una acción de RS que tal vez no se realiza o no tenga un impacto en la sociedad.

Un factor importante y que desafortunadamente ha perdido, es que entendamos que la responsabilidad social la hacemos todos, que es una suma de esfuerzos en donde buscamos y localizamos a las personas que pueden estar fuera del alcance de diferentes empresas que tienen los recursos en distintas maneras que no son necesariamente en dinero.

Todos en esta vida asociamos a una empresa de cualquier sector con dinero, pero no entendemos que todas tienen filosofías y culturas empresariales distintas; que así como hay empresas que dan dinero, hay otras tantas que involucran a sus colaboradores en acciones de apoyo para regresar un poco a la comunidad y a la vez, sensibilizar a todos los que pertenecen a ella.

Absolutamente, como personas debemos buscar a diario esa sensibilización en común hacia los demás, donde hagamos énfasis en que la ayuda proviene de uno mismo y va dirigida hacia todos, sin importar a quién y cómo sea la ayuda, pues como lo menciono, ésta no debe ser precisamente monetaria, sino aportar lo que tengas dentro de tus manos y repartirlo en partes iguales. La pregunta que más valor tiene es: ¿tú realmente crees que en la actualidad la ayuda llega a quien debe? ¿Los esfuerzos de responsabilidad social se enfocan a beneficiar o las empresas buscan sólo cumplir con este ramo que es de suma importancia?

Piensa la respuesta y siéntete libre de escribirme.

[email protected]