La primera entrega de los premios Grammy en la era de la pandemia fue un espectáculo diferente y un tanto atípico. La ceremonia del domingo 14 de marzo tuvo realizarse obligadamente a la distancia y aprovechó esas limitantes para ofrecernos un espectáculo de televisión de primer nivel y montar una celebración con algunos de los nombres más importantes de la música contemporánea.

Este año no hubo largos discursos para aburrir al público y sólo se presentaron algunas de las categorías principales. Aunque la ceremonia registró 7.89 millones de televidentes en Estados Unidos, según cifras de Nielsen, un número menor de televidentes que la ceremonia del año pasado y que ha ido disminuyendo en los últimos años, el enfoque siempre estuvo en la música.

Beyoncé Knowles, Megan Thee Stallion y Taylor Swift fueron las artistas femeninas que se consagraron en la entrega número 63 de los premios Grammy e hicieron historia. 

La reina Beyoncé Knowles alcanzó un verdadero hito musical. Con 79 nominaciones, la exintegrante de Destiny’s Child es la artista femenina más nominada en la historia de los Grammy, de los cuales ha ganado 28 premios. Beyoncé ha estado nominada casi ininterrumpidamente desde 1999 (con excepción del 2002 y el 2015) y el domingo se llevó cuatro estatuillas por Mejor Interpretación R&B, Mejor Interpretación de Rap, Mejor Canción de Rap y Mejor Video. Con este récord, Beyoncé se convirtió en la tercera artista con más estatuillas en la historia de los Grammy, empatando a The Beatles y sólo superada por el compositor de orquesta George Solti (con 31) y Quincy Jones (con 29 estatuillas).

Sobre el escenario, Megan Thee Stallion mostró por qué es una de las presencias más imponentes en la música. La rapera oriunda de Houston, Texas, ofreció una espectacular presentación de la mano de Cardi B de su himno de liberación sexual femenina “WAP” y se convirtió en la primera rapera en más de 20 años en ganar el Grammy como mejor artista nuevo, algo que no ocurría desde 1999 cuando Lauryn Hill se llevó la estatuilla con el hoy clásico The Miseducation of Lauryn Hill. Además “Savage”, una colaboración con Beyoncé, se llevó los Grammy por Mejor Interpretación de Rap y Mejor Canción de Rap.

Taylor Swift se consagró como la primera artista femenina en ganar tres veces el Grammy al Mejor Álbum del Año. Esta vez lo hizo con Folklore, uno de los dos discos que Swift presentó en 2020 (el otro fue Evermore).

Taylor Swift presentó una selección de Folkore y Evermore. Foto: Reuters

Swift grabó ambos discos en una remota cabaña en el bosque con las colaboraciones a la distancia de Jack Antonoff, Aaron Desner de The National y Bon Iver. Las melancólicas composiciones mostraron una nueva faceta de Swift que logró borrar las fronteras entre el pop y el indie y muestra por primera vez la madurez de una artista que ha buscado tener mayor control sobre su imagen y su obra.  

Los reconocimientos femeninos también se extendieron a Brittanny Howard, la vocalista de Alabama Shakes quien ganó como Mejor Canción de Rock; mientras que el Fetch the Bolt Cutters de Fiona Apple se llevó el Grammy a Mejor Álbum Alternativo. 

H.E.R. ganó dos premios una por “Better Than I Imagined”, Mejor Canción de R&B en colaboración con Robert Glasper, Meshell Ndegeocello & Gabriella Wilson, y la otra por la políticamente cargada “I Can’t Breathe”, Mejor Canción. 

La mexicana Natalia Lafourcade ganó en la categoría de Mejor Disco de Música Regional Mexicana por el álbum Un Canto Por México, Vol.1, que recupera los sonidos del son jarocho y la música mexicana tradicional.

Por momentos la ceremonia fue un programa musical de variedades con altísimos niveles de producción y no podía uno recordar el formato del icónico programa de la BBC Later With Jools Holland, en el que los distintos invitados musicales interactúan y conviven dentro de un mismo espacio. 

Al final de la noche nadie se acordó de las polémicas que rodearon al show previo a la ceremonia del domingo y nos quedamos con un grato espectáculo televisivo que celebró el talento y la diversidad femenina en la música.

antonio.becerril@eleconomista.mx

 

Antonio Becerril

Coordinador de operaciones de El Economista en línea

Lee más de este autor