El pasado 30 de noviembre, se anunció la cancelación definitiva de Punta Colonet. Se trataba de desarrollar el puerto más importante que se construiría en México con una inversión superior a los 10,000 millones de pesos. El objetivo era transportar contenedores con destino a Estados Unidos, bajo el supuesto de canalizar el tráfico excedente del puerto estadounidense de Long Beach.

Incluso, el 28 de agosto del 2008, el entonces Presidente Felipe Calderón dio el banderazo de salida a los trabajos de este puerto, el proyecto que colocaría a México en la vanguardia mundial; sin embargo, después de años de discursos, el gobierno decidió cancelar una obra que en el 2006, al parecer, y por lo dicho, sí tenía viabilidad.

De acuerdo con actores protagónicos del sector, Gerardo Ruiz Esparza, nuevo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), conoce las problemáticas y oportunidades del sistema portuario nacional, pero lo más importante es que –afirman- desea solucionar las dificultades para darles viabilidad a inversiones superiores a los 20,000 millones de pesos en los próximos tres años.

En el sector, se afirma que Ruiz Esparza y su equipo están convencidos de que lejos de anunciar proyectos estériles, la encomienda es promover certidumbre jurídica y legal en todas las inversiones y actividades que desarrolla la Iniciativa Privada y las 16 Administraciones Portuarias Integrales de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante.

Lo más importante es consolidar al sistema portuario nacional que se mueve conforme a la carga que llega y sale principalmente de la región asiática y de Europa a través de los puertos de Manzanillo, Lázaro Cárdenas y Veracruz, sitios neurálgicos de la actividad logística del país.

Lo que es un hecho es que el presidente Enrique Peña Nieto está convencido de que la infraestructura es uno de los pilares para generar empleo, así como para impulsar el desarrollo económico de las regiones y mejorar la calidad de vida de los habitantes del país.

Esta situación la conoce la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción que preside Luis Zárate, y créame que están a la espera de la toma de las grandes decisiones, con la encomienda de colocar a esta actividad como el motor económico del país.

Es un hecho que gran parte de las inversiones se destinarán a los puertos, por lo que la SCT planteará diversos esquemas para desarrollar infraestructura portuaria, siempre y cuando la actividad y dinámica del movimiento de mercancías lo requiera.

Apunte la construcción del puerto Matamoros que se hará cargo del manejo de la producción gasera y petrolera de aguas profundas que desarrollan diversas empresas para Pemex de Emilio Lozoya Austin.

Así, el viernes pasado, Alejandro Chacón fue ratificado como coordinador de puertos, por lo que la Iniciativa Privada espera que ahora sí se trabaje de la mano con las autoridades para no depredar el sistema portuario nacional, ya que existe la oportunidad de mejorar el sistema portuario con su cadena ferroviaria y de transporte para garantizar y optimizar la logística en el movimiento de mercancías.

Huele a fraude contra pymes

La empresa de venta directa por catálogo Estrellas B&S, presidida por el empresario Oscar del Toro y Vilchis y dirigida por Jesús Trejo, nuevamente hace de las suyas y tal como se dio a conocer públicamente en enero del 2010, ha dejado de pagar a todos los proveedores de su empresa.

De acuerdo con información obtenida por este reportero, son cerca de 40 proveedores y pymes mexicanas los que están siendo defraudados por Oscar del Toro y sus socios encabezados por Javier García Teruel Ávila, el monto pendiente por cubrir ronda los 40 millones de pesos.

Estrellas B&S es una empresa dedicada a la venta directa de fragancias y productos cosméticos, su estrategia comercial está sustentada en el lanzamiento y venta de fragancias de personalidades del medio del espectáculo de reconocida trayectoria como Rebeca Jones, César Évora, William Levy, Jacqueline Andere y Roberto Palazuelos, entre otros.

El sistema de operar para defraudar a sus proveedores es muy sencillo y se basa en la creación, cierre y desaparición de empresas que no cuentan con ningún activo fijo y toda su operación es implementada a través de contratación de proveedores terceros que son los que producen las fragancias, y todos los insumos desde el envasado hasta los empaques en que son comercializados.

En el 2002 fundó Cosméticos Oscar, en el 2004, Oscar del Toro anunció con bombo y platillo la presentación de su empresa Brothers and Sisters Cosmetics, misma que por la falta de pago a proveedores fue desaparecida y en el 2006 creó la empresa Grupo Brothers & Sisters, empresa que corrió la misma suerte y en el 2008 formalizó la empresa Estrellas B&S, misma que, al día de hoy, prácticamente ya cerró sus puertas pues las oficinas corporativas de esta empresa, ubicadas en el Parque Industrial Exportec en Toluca, Estado de México, están siendo desmanteladas y todo el mobiliario ha sido ya recogido por los proveedores de estos insumos ante la falta de pago.

Ante tal defraudación y falta de pago, se encuentran en proceso varias demandas mercantiles y penales en contra de este empresario y quienes resulten responsables. Habrá que seguir de cerca este caso, uno de tantos más de impunidad en nuestro país.

[email protected]