En el 2018, el tomate rojo fue el segundo producto más importante en el valor de las exportaciones agropecuarias mexicanas, con una participación de 12.8%, al ubicarse en 2,080 millones de dólares

El volumen exportado en la última década creció a una tasa promedio anual de 4.7%, para ubicarse en el 2018 en un volumen máximo histórico de 1.68 millones de toneladas, equivalente a 48.7% de la producción nacional estimada de esta hortaliza.

En el 2018 se exportó tomate mexicano a cinco países. Del volumen, 99.7% se destinó a Estados Unidos, 0.2% a Canadá y el restante 0.1% a Japón, Costa Rica y Cuba. En ese año, México abasteció 91.1% de las compras estadounidenses de tomate fresco.

En el periodo del 2014 al 2018, México suministró en promedio 90.5% del volumen total de tomate importado por Estados Unidos, Canadá abasteció 8.8%, y otros, principalmente República Dominica y Guatemala, 0.7 por ciento. En ese periodo, las importaciones estadounidenses provenientes de México crecieron a una tasa promedio anual de 4.9 por ciento.

Estados Unidos importa mayor volumen de tomate durante el primer cuatrimestre del año, tiempo en el cual la producción estadounidense de tomate para consumo en fresco es menor. Con ello, los consumidores en ese país pueden tener una oferta más estable debido a la complementariedad en las ventanas de producción.

La participación de las exportaciones mexicanas en el consumo de tomate fresco en Estados Unidos pasó de 19.4% en 1994 a 53.9% en el 2017, con una tasa de crecimiento promedio anual de 6.5 por ciento. No obstante el éxito de las exportaciones del tomate mexicano y de los beneficios mutuos obtenidos a lo largo de esta red de valor, en febrero del 2019 el Departamento de Comercio de Estados Unidos (USDOC) notificó a los productores y exportadores de México su intención de revocar el acuerdo de suspensión vigente desde el 2013, lo cual se haría efectivo en mayo del 2019. Hasta esa fecha, existe la posibilidad de lograr un nuevo acuerdo de suspensión. En caso contrario, la investigación antidumping continuaría y se impondría un arancel fianza de 17.56 por ciento. La International Trade Commission (ITC), en noviembre del 2019, emitiría su determinación final sobre si el comercio de la hortaliza mexicana ocasiona daño a la industria del tomate fresco de Estados Unidos. Si la ITC determina en sentido positivo, el USDOC actualizaría el arancel antidumping a aplicar; por el contrario, si determina que no hay daño de las exportaciones mexicanas a la industria de esta hortaliza en Estados Unidos, se eliminarían las restricciones a las exportaciones de tomate mexicano.

*Pablo Carreón Cruz es especialista de la Subdirección de Análisis del Sector de FIRA.

[email protected].gob.mx