La cochinilla (dactylopius coccus), también llamada grana cochinilla, cochinilla grana, cochinilla del carmín o nocheztli es una especie de hemíptero cocoideo originario de México y de los países andinos como Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile.

La grana cochinilla es la hembra de un insecto, considerada como una plaga que vive en las pencas del nopal (opuntia spp), de las cuales se alimenta extrayendo su savia y de cuyo cuerpo se obtiene el ácido carmínico o rojo carmín que es el producto que se comercializa como colorante.

La producción de grana cochinilla en México fue una de las actividades más rentables para España en la época de la colonia, ya que en un año se generaban cientos de toneladas.

Sin embargo, con la aparición de los tintes artificiales, descubiertos en Europa, el trabajo manual, laborioso y delicado de la cría del insecto no podía competir con la nueva industria y menos con el abatimiento de los costos, llegando a conservarse solamente por su tradición más que por demanda del mercado.

Los principales países consumidores son Estados Unidos, Alemania, Francia, República de Corea, México y Reino Unido, importando 24, 12, 10, 8 y 7%, respectivamente, de la producción mundial, siendo Perú el principal país productor.

Actualmente, la tendencia de los consumidores demanda productos no tóxicos, por lo que la industria textil, farmacéutica y alimentaria se han visto en la necesidad de recurrir a este tipo de pigmento como una alternativa natural de tinción en sustitución de diversos colorantes sintéticos, por lo que el interés de uso del mismo se ha incrementado año con año.

En Morelos, hay empresas con experiencia en la producción y comercialización de grana cochinilla en México, que manejan un sistema de producción intensivo con parámetros técnicos sobresalientes y una buena rentabilidad por metro cuadrado, con la disponibilidad para brindar servicios de capacitación, consultoría y comercialización del producto.

Los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), a través de su Centro de Desarrollo Tecnológico Tezoyuca, promueve proyectos con sostenibilidad ambiental, económica y social, y se pone a su disposición para impulsar este tipo de agronegocios.

*Marco Antonio Guzman Nogueda especialista en jefe del Centro de Desarrollo Tecnológico Tezoyuca. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]