Frente al fenómeno de migración que hoy se vive en los diferentes países, cada vez es más frecuente que los trabajadores hayan cotizado para más de un sistema de pensiones en diferentes países. Ante este problema, la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP) propone que las familias y migrantes puedan contar con la protección y beneficios que contempla el sistema de seguridad social del país que los recibe, en condiciones semejantes a los habitantes y trabajadores locales.

Para lograr estos objetivos, la FIAP propone, en concreto:

  1. Establecer convenios bilaterales entre naciones, para poder traspasar fondos previsionales cuando los trabajadores cambian de país de residencia. Para ello, los convenios deberán efectuarse entre países que dispongan de sistemas de pensiones basados en la capitalización individual.
  2. En el caso de los países que no cuenten con sistemas de capitalización individual o con convenios de traspaso de los fondos previsionales, se les debería permitir a los trabajadores que hayan cambiado de residencia la posibilidad de retirar sus fondos previsionales.

Ventajas de contar con convenios de traspasos

En el caso de la primera propuesta, algunos de los beneficios que se alcanzarían son los siguientes:

  • Una reducción de la economía informal y del dumping social, puesto que los trabajadores extranjeros tendrían mayores incentivos a cotizar.
  • Reduce la competencia desleal con los trabajadores locales, empleando a trabajadores extranjeros, que estarían más dispuestos a trabajar en la informalidad, sin los costos y beneficios de la seguridad social.
  • Protección a los trabajadores y sus familias, mediante la seguridad social.
  • Mayor movilidad de personas.
  • Ratifica la propiedad de los fondos de los trabajadores.

Con la segunda propuesta, se facilita el retorno al país de origen, se ratifica la propiedad de los fondos de los trabajadores y además facilita la formalización de los trabajadores extranjeros, mientras que reduce la economía informal y el gasto de los gobiernos en pensiones no contributivas.

La importancia de unificar los sistemas de pensiones

Las propuestas anteriores son interesantes; sin embargo, en un país como México donde existen muchos esquemas de pensiones, primero debería buscarse la integración de un único sistema de pensiones, que permita la portabilidad entre esquemas. De esta forma, no se pierden beneficios al pasar de un esquema de pensiones a otro. Luego se podría dar paso a la portabilidad de fondos entre países.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org.