"No lo conozco”, respondió el vigilante al actuario del Tribunal Electoral que acudió, el pasado jueves 14, a la sede central de las Redes Sociales Progresistas (RSP) para notificarle a su presidente, José Fernando González Sánchez, la sentencia del juicio SUP-JDC-1765/2019. Los magistrados de la sala superior habían decretado, por unanimidad, desechar su petición de ser reconocido como representante legal de esa agrupación.

Petición improcedente, porque el juicio había quedado sin materia una semana antes, tras de que los consejeros electorales avalaran al yerno de Elba Esther Gordillo como presidente del consejo directivo de las RSP y autorizaran las cinco asambleas estatales que necesitan para completar los trámites del nuevo partido político.

González Sánchez fue reconocido por el INE, pero es desconocido en la propia sede del futuro partido político. Y es que tras de un mes de bronca con el presidente fundador de las RSP, Juan Iván Peña Neder, tuvo que mudar sus oficinas. De la colonia Irrigación al corazón de Polanco.  ¿Victoria pírrica? Apenas 12 horas antes de la notificación —que tuvo que ocurrir por estrados—, el magistrado presidente admitió otra impugnación contra la resolución del INE a favor de los elbistas. Dicha causa (expediente SUP-JDC-1797/2019) fue turnada al magistrado José Luis Vargas Valdez.

El director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE, Patricio Ballados, había emplazado a ambas partes a dirimir sus diferencias y esclarecer quién era el representante legal de las RSP. González Sánchez acudió al TEPJF para impugnar ese requerimiento, pero su demanda quedó sin materia, gracias a los consejeros electorales.

“Fue desechada por el tribunal por notoriamente improcedente”, explicó Peña Neder a sus simpatizantes, después de consultar los estrados, “lo que quiere decir que en el glose del proyecto puede incluirse como falta de argumentos de la contraparte. Creo que es una buena noticia para nosotros y la base lógica con la que el Tribunal Electoral está actuando”.

Vencido en el INE, el fundador de las RSP decidió enfrentar a los elbistas en los tribunales. Además de recuperar el control de la agrupación que busca convertirse en partido político, quiere reparación del daño infligido por el yerno de la maestra. Antes de acudir al TEPJF, lo había demandado por despojo, falsificación de firma y usurpación de funciones.

En materia político-electoral, ya acumula dos quejas ante el TEPJF. La primera es la apelación SUP-RAP-147/2019. “Tiene por objeto que las cosas vuelvan al estado en el que estaban para que los reales titulares de las RSP tengamos el control de éstas hasta que el partido se constituya”, argumentó Peña Neder en un audiomensaje distribuido por el chat de los coordinadores estatales y regionales de las Redes Sociales Progresistas. Peña Neder adelanta que “muy pronto” los convocará a una reunión para explicarles personalmente el estado de los litigios. “Todo aquel que tenga una relación con un magistrado ahora es momento de sacarla”, se le escucha decir en el audio.

Por lo pronto, la dirigencia oficial de las RSP estuvo en San Luis Potosí y Tabasco, para las asambleas estatales 15 y 16. Tendrán apenas un mes para cumplir con el requisito estipulado por la autoridad electoral: sumar al menos 20 asambleas en esa modalidad.

Efectos secundarios

SALDOS. Salvo los encargados de la seguridad informática de Pemex, nadie sabe con certeza la gravedad del ciberataque a la empresa productiva del Estado, aunque se ha confirmado que, en la Torre de Marina Nacional, los empleados sólo cubren sus horarios sin poder usar los equipos de cómputo y que la producción de petróleo y gas, procesamiento, distribución, comercialización, así como el pago de proveedores y la nómina de más de 120,000 se vieron comprometidas por el hackeo. La Auditoría Superior de la Federación advirtió sobre las amenazas, luego de revisar el contrato PMX-2018-294-281 asignado en julio del 2018 al consorcio que encabeza Operbes, ahora Bestel. Las revisiones también podrían focalizarse en TI America, que lleva Luis Manuel Ortiz Farelas, pues se presume que esta firma dejó vulnerables sus sistemas. Desde diciembre del 2018, Pemex no paga por el servicio, así que falta mucho por esclarecer sobre este tema. Habría que precisar quién o quiénes fueron los responsables para que la paraestatal careciera del blindaje cibernético necesario. Si fue la empresa encargada de proveer el servicio de comunicación segura de internet o todo se debió a que Pemex no pagó su licencia corporativa de antivirus desde diciembre pasado, lo que en su momento ocasionó que se paralizaran ciertas operaciones en plataformas, refinerías y centros administrativos.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.