La aplicación de fertilizantes en México ha logrado, innegablemente, incrementar los rendimientos de los cultivos. Durante el 2007-2017, con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) todos los grupos de cultivos en México registraron incrementos positivos en los rendimientos. Por ejemplo, las hortalizas, en general, presentaron un crecimiento promedio anual de 2.6 por ciento.

De acuerdo con la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera del Inegi, la producción de fertilizantes en México en el 2018 fue de 1.89 millones de toneladas (mdt). Lo anterior, representa un retroceso en la producción nacional de 2% con respecto a lo registrado en el 2017.

Entre el 2008 y el 2018 se registró un crecimiento en la producción nacional de fertilizantes de 3.8% promedio anual.

En el 2018, la producción nacional contribuyó con 30.7% del consumo nacional aparente, el cual se estima en 6.2 mdt y representa un incremento anual de 7.9%. Lo anterior, exhibe la alta dependencia de las importaciones de fertilizantes que se tiene en el país. Al respecto, con información de la Secretaría de Economía, las importaciones de fertilizantes en México, durante el 2018, registraron un volumen de 5.06 mdt y representó un incremento anual de 12.6 por ciento.

En dicho año, las importaciones provinieron de Rusia (30.9%), Estados Unidos (14.3%), Noruega (12.1%) y China (11.1%), principalmente.

En los últimos cinco años, dichos países participaron con 69.5% de las importaciones nacionales de fertilizantes.

En el caso de las exportaciones, éstas se ubicaron en 0.79 mdt y registraron un crecimiento anual de 10.5%. Entre el 2008 y el 2018, el consumo y las importaciones crecieron en promedio a una tasa anual de 6.3 por ciento.

El precio implícito de las importaciones de fertilizantes en México en el 2018 fue de 322.3 dólares por tonelada, y representó un incremento anual de 6.7%. El precio implícito de las importaciones provenientes de Rusia fue de 283.4 dólares por tonelada, 387.2 para las provenientes de China y 416.1 para las de Estados Unidos, y mostraron un crecimiento anual de 10.8, 24.2, y 9.7%, respectivamente.

En cuanto al nivel de precios promedio de los fertilizantes en México, desde el 2014 el comportamiento ha sido al alza. En el 2018, una tonelada de fertilizante, en centros de distribución, se cotizó en promedio en 10,254 pesos, lo que representa un incremento de 3.5% con respecto al 2017. Los fertilizantes con los mayores incrementos anuales en los precios fueron, el fosfato diamónico (DAP) (10.4%), Triple 17 (10 %) y el nitrato de potasio (9.4 por ciento).

En enero y febrero del 2019, el precio promedio se redujo en 2.0 y 1.3% con respecto a diciembre del 2018, por lo que se esperaría que el precio promedio en el 2019 se ubique en niveles similares a los registrados durante el 2018.

Ssiendo los fertilizantes un insumo de fundamental importancia en la actividad agrícola primaria, instituciones como FIRA, facilita a productores y comercializadores a través de programas especiales como Profertil, garantías especiales complementarias en la contratación de créditos con la banca y otros intermediarios con los que opera, a fin de que éstos puedan adquirir agro insumos, semillas y fertilizantes.

Para conocer estos apoyos puede ingresar a la página de FIRA en internet www.fira.gob.mx.

*Gilberto Gallegos Cedillo es especialista en la Subdirección de Investigación Económica en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]