Del 2000 a la mitad del 2017 han sido asesinados 106 periodistas en México, según la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) y de éstos 99.85% de los casos han quedado impunes.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) estima para este mismo periodo en 130 los periodistas asesinados, 24 más que la FEADLE, y de ellos 38 en lo que va de este gobierno.

En estos últimos 17 años el mayor número de los asesinatos se concentra en Chihuahua y Veracruz, con 16 en cada estado y en Tamaulipas, con 13. Los periodistas en calidad de desaparecidos son 25 y la mitad de éstos se ubica en Veracruz, Tamaulipas y Michoacán.

La FEADLE se creó en el 2010 y hasta la fecha ha dado inicio a 1,926 averiguaciones previas y de ellas sólo 111 fueron consignadas, llegaron a manos de un juez, pero sólo tres concluyeron en una sentencia; 99.85% de estos casos quedaron impunes. La cifra es igual a los otros delitos que se cometen en el país.

En el 2010 hubo 60 averiguaciones previas; en el 2011, 276; en el 2012, 217; en el 2013, 255; en el 2014, 297; en el 2015, 319; en el 2016, 360, y a la mitad del 2017 ya había 244; de seguir así al final del año van a ser 488; 57% de estos casos están pendientes y lo más probable es que nunca se resuelvan; 43% restante se considera delitos registrados, pero tampoco se van a aclarar.

El 39% de estos ilícitos está relacionado con amenazas, 20% con robo y lesiones, 17% con abuso de autoridad y daño a la propiedad ajena. Hay 16 casos que denuncian tentativa de homicidio y 11 de acceso ilegal a sistemas y equipos de información. La tercera parte de las denuncias se ha hecho en la Ciudad de México, Estado de México y Veracruz.

Desde 1987, son ya 30 años, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha denunciado el asesinato de periodistas en México, la inseguridad que existe para desarrollar la profesión y la impunidad de los delincuentes que atentan contra los periodistas. En estos años todos los presidentes se han comprometido a combatir los crímenes contra los periodistas, pero todo sigue igual.

En los últimos 23 años, la SIP ha organizado 28 misiones de campo en México, con visitas a funcionarios del más alto nivel, pero nunca ha habido resultados. En ningún caso se ha pasado de declaraciones de buenas intenciones, de parte del gobierno.

Es contradictorio que México sea uno de los países que tiene más instituciones de protección de periodistas y también uno de los lugares donde más se les asesina. La representante en el país de Reporteros sin Fronteras se pregunta: ¿Qué está pasando? ¿Qué hacer en un contexto de total impunidad a la libertad de prensa y a la agresión y asesinato a periodistas?

Twitter:  @RubenAguilar

RubénAguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.