Aunos padres se les conoce por cómo educan a sus hijos. Cuando se educa en la conciencia, entendiendo que libertad y responsabilidad son dos caras de la misma moneda, los resultados suelen ser muy positivos, pues se forjan personas que entienden el poder de sus decisiones, y a través de ellas, se convierten en creadores en lugar de víctimas.

Durante décadas, los gobiernos en México han asumido una actitud paternalista por conveniencia. Los políticos han caído en la tentación de tratar a los mexicanos como hijos inútiles, como si fuésemos súbditos en lugar de ciudadanos, pues se lo hemos permitido. Desde el poder, la gran mayoría de los políticos ha asumido una superioridad que, combinada con la vulnerabilidad y pobreza de millones de mexicanos, ha generado enorme dependencia del gobierno.

Tratar a los ciudadanos como hijos a los que debe sobreproteger les ha resultado redituable a la mayoría de los políticos. Primero, porque sus promesas de dar a manos llenas siempre han generado eco en quienes esperan todo tipo de dádivas, subsidios, concesiones y favores. Segundo, aparecer como un padre todopoderoso ha “excluido” a sus hijos de responsabilidades y ha disminuido en ellos el peso de tener que elegir. Aún son muchos los que prefieren que alguien elija por ellos; por una parte, para no tener que ser responsables y después porque si algo sale mal, tienen a quien echarle la culpa.

Hoy, la esperanza es que los ciudadanos demostremos que somos capaces de valorar y defender nuestra libertad, de valernos por nosotros mismos, ayudándonos unos a otros, viviendo, como hermanos la generosidad y fraternidad con quienes menos tienen, sin necesidad de que un papá gobierno nos siga dictando qué y cómo tenemos que actuar.

El virtual presidente electo anunció que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se convertirá en la Secretaría del Bienestar. Esta decisión es una clara señal de que papá gobierno tiene intenciones claras de seguir controlando y manipulando para mantener sus clientelas electorales. Como bien ha dicho Carlos Kasuga, la única manera de llegar al bienestar es primero trabajando el bien ser y el bien hacer. No entienden que no entienden.

Al gobierno que quiere seguir siendo un papá intruso le pedimos, le decimos, le exigimos: déjanos trabajar, deja de regalar y regalar, deja de crear mayor dependencia de los pobres hacia ti, pues así nunca dejarán de serlo. Danos garantías y genera condiciones para poder emprender, trabajar, crear e innovar; para que, ayudándonos unos a otros, podamos salir adelante y demostrarnos que somos capaces de madurar y contar una nueva historia. Ya tuviste tu momento, nos toca a nosotros.

@armando_regil

Armando Regil Velasco

Licenciado en Negocios Internacionales

Ágora 2.0

Licenciado en Negocios Internacionales graduado con mención honorífica por el Tec de Monterrey. Estudió Economía y Políticas Públicas en Georgetown University. Cuenta con diversos diplomados de institutos como: la University of International Business and Economics de Beijing.