No es que los conflictos no existieran antes entre la industria hospitalaria y la de seguros médicos, pero con la pandemia se han exacerbado. Entre otras cosas debido al desmesurado aumento de costos que ha significado la atención de pacientes contagiados con Covid-19.

La atención de un paciente grave por Covid puede costar arriba de los 500,000 pesos. Si se considera que la terapia intensiva puede implicar un costo de 100,000 pesos al día, ya es de imaginarse que la infección de Covid es un gasto catastrófico. Y como enfermedad nueva, no estaba considerada en los catálogos de tratamientos dentro de los seguros de gastos médicos mayores.

El punto es que las aseguradoras no están aceptando pagar a los hospitales privados la totalidad de los costos de Covid. Les pagan una parte pero rechazan el pago de ciertos tratamientos. Y aquí un factor importante es que no hay un protocolo con tratamientos aprobados, donde el hospital pueda elegir las opciones, pero no, todo opera en fase experimental.

Ello está representando un problema serio para los asegurados. Porque la consecuencia es que los hospitales se están viendo obligados a pedir depósitos cada vez más altos para un paciente Covid pues de lo contrario no pueden garantizar que podrán cubrir esas cuentas que la aseguradora decide no pagar.

La industria de seguros médicos privados ha implantado una política de austeridad, que les ha llevado a dejar de pagar rubros que antes sí pagaba, sobretodo en pacientes con Covid. Pero adicionalmente, algunas aseguradoras están dando trato diferenciado, donde a algunos hospitales sí les pagan ciertos insumos y a otros deciden que no sin mayor explicación.

En este escenario, la cosa se complica este fin de año porque ya están las negociaciones para el incremento de precios de 2021, donde es costumbre que las compañías de seguros envían una carta a cada hospital en función de la zona donde se ubique indicando el porcentaje de aumento que le aceptarán. Y los hospitales que se quedan cortos terminan compensándolo con incremento en los márgenes de medicamentos y otros insumos. Es un tema discutido muy ampliamente por años donde realmente ambos lados sólo se engañan; se requiere más transparencia y cartas abiertas sobre costos hospitalarios y costos de seguros.

En medio de todo, el riesgo es que se encarezcan más las primas. De por sí es baja la cobertura del aseguramiento médico privado; el año pasado fue duro el golpe al quitarles dichos seguros médicos a funcionarios del Gobierno federal, y ahora un incremento en precios puede empequeñecer aún más el segmento de seguros médicos mayores que debería ser mucho más grande considerando tanta necesidad.

Farma mexicana podrá cotizar en dólares ante UNOPS

La tercera sesión informativa sobre la megacompra de medicamentos, fue más bien un taller donde los funcionarios de UNOPS explicaron sobre llenado de formatos y otros aspectos técnicos. La mayoría de preguntas serán respondidas en su plataforma digital.

Lo que sí, un punto relevante entre las pocas respuestas fue el relativo a que una empresa mexicana podrá cotizar en dólares. Se dijo expresamente que si los participantes cotizan en dólares se les pagará en dólares y si cotizan en pesos se les pagará en pesos.

El director general de Amelaf, Juan de Villafranca, nos comenta que eso fue una noticia positiva para el sector farmacéutico establecido en México porque las empresas locales que ganen podrán vender en dólares y entonces ello será como estar exportando.

Pero aquí surge la pregunta: ¿El Insabi estará asumiendo entonces el riesgo cambiario? Porque en el convenio Insabi-UNOPS eso no está definido. A ver si no se desdicen cuando se den cuenta de lo que significa...

Sobre las preguntas de ANAFAM a UNOPS

Y hablando del tema, son de llamar la atención los 30 cuestionamientos que la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam) hizo a la UNOPS en torno a la megacompra de medicamentos. Están centrados en cuatro puntos: 1 Competencia desleal, 2 Afectación a la industria y congruencia con otras disposiciones, 3 Legalidad/certeza jurídica, 4 Tratados de libre comercio con capítulo de compras gubernamentales. Varios de esos puntos hacen prever que la industria nacional tendría todo para ampararse ante el Poder Judicial en contra de los resultados de dicha compra en 2021.

Suspenso en torno a la distribución

Otra gran incógnita está en torno a cómo se resolverá la distribución de esa megacompra UNOPS. Pedro Zenteno no ha dicho esta boca es mía, mientras que los actuales operadores logísticos no han dado los mejores resultados. Por algo la vacuna Covid de Pfizer-BionTech será repartida por la propia farmacéutica que así garantiza la ultra-refrigeración y evitará los comunes retrasos en entrega de fármacos en todo el país.

Maypo se queda con almacén de Fármacos

Siguiendo con distribuidoras nos enteramos que Maypo, de Jack Rodríguez, es la que ha ganado con la liquidación de su otrora competidora Fármacos Especializados (FESA). Maypo no sólo ha obtenido más trabajo sino que ya se quedó con el almacén de unos 15,000 metros cuadrados que tenía FESA y ahora también podría tomar el último negocio de FESA con el Gobierno: la distribución del ISSSTE. Silodisa, subsidiaria de FESA, aún es la distribuidora del ISSSTE, pero su contrato venció desde mediados de año; fue extendido 6 meses y ahora está por definirse quién se quedará con ese servicio. En esto el señor Luis Miguel Chong Chong (exdirectivo de FESA y muy cercano a Pedro Zenteno) está bastante activo dentro del ISSSTE, y se dice que si no se lo dejan a Silodisa es muy probable que quien se lo quede sea Maypo.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor