En México, el consumo aparente de productos forestales maderables asciende a 21.4 millones de metros cúbicos rollo, en tanto que la producción nacional de este tipo de productos es de apenas 5.9 millones de m3

De acuerdo con el Anuario Estadístico de la Producción Forestal 2013 publicado por la Comisión Nacional Forestal (Conafor), nuestro país exporta anualmente 2.7 millones de m3, situación que implica la necesidad de importar 18.2 millones de m3 para satisfacer la demanda interna.

México presenta una fuerte y creciente demanda doméstica de productos de la industria forestal. Actualmente, las importaciones de estos productos maderables representan un valor de casi 8,000 millones de dólares por año.

La producción nacional actual en materia forestal está basada casi exclusivamente en la extracción maderable de bosques nativos, misma que en estos términos no es competitiva a nivel mundial, ya que actualmente los países líderes en esta industria obtienen su madera mediante el cultivo de árboles.

La productividad media a nivel nacional, en bosques mixtos de pino y encino, es de 1.9 metros cúbicos por hectárea al año; no obstante, se ha demostrado experimentalmente mediante técnicas de manejo forestal sustentable, que dicha productividad puede aumentar 4.7 metros cúbicos por hectárea al año, sin embargo, los costos de materia prima forestal en México equivalen al doble de los países líderes. Ésta es la principal razón de la falta de competitividad nacional y del creciente déficit comercial forestal.

México cuenta con el potencial forestal productivo para competir con los países líderes en plantaciones forestales comerciales. De acuerdo con datos de la Conafor, los rendimientos de algunas plantaciones establecidas en México igualan e incluso superan a los rendimientos de países como Brasil, Chile y Costa Rica.

Considerando que la producción forestal mexicana en los últimos años presenta una tendencia decreciente, es evidente que un porcentaje cada vez mayor de la producción forestal provendrá de plantaciones forestales comerciales, la cual de igual forma muestra una tendencia creciente.

México cuenta con importantes recursos forestales naturales y existen áreas con excelente potencial para desarrollar plantaciones forestales comerciales. Presenta 63.4 millones de ha arboladas, de las cuales 33.5 millones de bosques son de clima templado y 30 millones de selvas en zonas tropicales. Además, existe potencial para desarrollar plantaciones forestales de alto rendimiento en al menos 5 millones de ha, localizadas principalmente en el SE del país en los estados de Veracruz, Tabasco, Campeche, Chiapas, Oaxaca y Puebla.

En este sentido, se considera que el establecimiento de plantaciones forestales comerciales en México es una actividad con muy alto potencial de producción maderable, que permitirá incrementar la productividad del sector y reducir la presión sobre el recurso natural.

*/ Mario Monárrez Macías es subdirector de Pesca, Forestal y Medio Ambiente en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.