La Comarca Lagunera es una zona caracterizada por sus limitados recursos hídricos y por su clima seco muy caluroso en verano alcanzando hasta 44.8°C y frío en invierno, con temperaturas que oscilan entre 8 y 0°C, llegando en algunos municipios incluso a -5°C

En los meses de julio, agosto y septiembre, presenta también precipitaciones pluviales escasas concentradas, variando desde 200 mm anuales en la parte baja de la cuenca hasta 600 mm en la parte alta de la cuenca; sin embargo, esta característica ofrece oportunidades de negocio para algunas actividades del sector agroalimentario, rural y manufacturero, que aporta 1.5% del PIB nacional.

En la región se observan cuatro principales usos del agua, que en orden de importancia son: agrícola (89 %), público urbano (7%), pecuario (2%) e industrial (2 por ciento).

Del total del volumen utilizado para satisfacer estas demandas, 60.6% se extrae del subsuelo mediante el aprovechamiento de los acuíferos y 39.4% restante del volumen proviene de aguas superficiales.

Sin embargo, aun con las limitantes condiciones hídricas, esta región ha llegado a ser la cuenca lechera más importante de nuestro país con una producción de 2,583.2 millones de litros durante el 2019.

Esta actividad representó en el 2018 un valor de la producción de 15,813.2 millones de pesos, según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, y en gran medida se debe a la alta tecnificación de la actividad. Asimismo, en el sector pecuario, es también de gran importancia en la región, la avicultura, cuya producción en el 2019 fue de 383,423 toneladas y 87,716 toneladas de carne y huevo, respectivamente.

Un factor importante en la producción de carne de ave es su integración con la industria, lo que permite mantener su estabilidad.

Por su parte, la engorda de bovinos también representa una actividad sobresaliente ya que se producen 2 millones 593,459 toneladas para su proceso. Localmente existen rastros TIF y otras certificaciones que han permitido facilitar la exportación de carne empacada.

Justamente por la condición de disponibilidad de recursos hídricos, las actividades agrícolas tienen un valor menor a las actividades pecuarias antes referidas; sin embargo, por la demanda de alimento para la producción de leche, los cultivos de alfalfa y maíz forrajero son los más importantes por su valor de la producción, destacando la alfalfa con un valor de 2,243 millones de pesos, seguido de la producción de maíz forrajero con valor de 1,681 millones de pesos.

Otros cultivos con cierta relevancia en la región son la producción de nuez y el tomate en agricultura protegida.

Adicionalmente, el sector manufacturero tiene una participación importante en la economía de la región, esta actividad está diversificada en la industria agroalimentaria, la industria de procesamiento de insumos para la actividad agropecuaria, así como la industria metal mecánica; este sector está ubicado dentro de los parques industriales de la región, principalmente en los municipios de Gómez Palacio, Durango, y Torreón, Coahuila.

En la siguiente edición, comentaremos sobre las acciones y la participación que están realizando los Fideicomisos Instituidos en la Agricultura (FIRA), conjunto de fideicomisos originados en el Banco de México, para contribuir en el desarrollo de esta actividad en la región de La Laguna.

*J. Isaac Rivera Zambrano y Joel Muñoz Herrera* son residente estatal y especialista de FIRA en Coahuila respectivamente. La opinión aquí expresada es de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.