En 1995, tres años después de su fundación, la organización no gubernamental alemana Transparencia Internacional difundió su primer Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) y, desde entonces, cada año ha elaborado y difundido dicho estudio que mide, en una escala de cero (muy corrupto) a 100 (ausencia de corrupción), la percepción de la corrupción que existe en el sector público de un país. La organización define la corrupción como “el abuso del poder público para beneficio personal”.

El IPC es un índice compuesto y se basa en diversas encuestas a expertos y empresarios.

Nuestro país ha sido incluido en cada uno de los 25 índices que desde 1995 se han elaborado y nunca ha ocupado una posición que sea motivo de orgullo para los mexicanos.

Abajo anoto la calificación que México obtuvo cada año y la posición que ocupó en relación con el número de países que fueron incluidos ese año en el IPC:

1995: 31.8, 32/41; 1996: 33, 38/54; 1997: 26.6, 47/52; 1998: 33, 55/85; 1999: 34, 58/99; 2000: 33, 59/90; 2001: 37, 51/91; 2002: 36, 57/102; 2003: 36, 64/133; 2004: 36, 64/146; 2005: 35, 65/159; 2006: 33, 70/163; 2007: 35, 72/180; 2008: 36, 72/180; 2009: 33, 89/180; 2010: 31, 98/178; 2011: 30, 100/183; 2012: 34, 105/176; 2013: 34, 106/177; 2014: 35, 103/175; 2015: 31, 111/168; 2016: 30, 123/176; 2017: 29, 135/180; 2018: 28, 138/180, y 2019: 29, 130/180.

El promedio para esos 25 años es 32.8, y el que se obtiene para cada gobierno federal desde 1995 es: Ernesto Zedillo (1995-2000): 31.9; Vicente Fox (2001-2006): 35.5; Felipe Calderón (2007-2012): 33.2, y Enrique Peña Nieto (2013-2018): 31.2.

En el 2019, el primer año del gobierno de la Cuarta Transformación del presidente Andrés Manuel López Obrador, México obtuvo 29 puntos, la tercera calificación más baja después de 26.6 puntos de 1997, 28 del 2018 y la misma del 2017.

La calificación más alta obtenida en los 25 años es de 37, en el 2001, el primer año del gobierno de Fox; la más baja es de 26.6, en 1997, el tercer año de la Presidencia de Zedillo.

Ninguna de las calificaciones es digna de presumirse en vista de que denotan que el nuestro es un país que ha sido y es percibido como muy corrupto.

En el IPC 2019, México ocupa la posición 130, lo que significa que hay 129 países percibidos como menos corruptos y 50 igual o más corruptos.

En la posición 130, empatados con el nuestro, aparecen Myanmar, Mali, Maldivas, Togo, Guinea y Laos.

De las 35 naciones latinoamericanas y caribeñas, sólo siete son percibidas como más corruptas que México: República Dominicana y Paraguay, empatados en el lugar 137; Honduras y Guatemala, ambas en el 146; Nicaragua, en el 161; Haití, en el 168, y Venezuela, en el 173.

En resumen, la percepción de que México es un país muy corrupto no disminuyó durante el último cuarto de siglo, sino que aumentó. Así lo indican los resultados de las encuestas que desde 1995 ha tomado en cuenta Transparencia Internacional para elaborar su índice anual.

Para combatir la corrupción, pero en serio, AMLO debe hacer más que asegurar que desde su llegada al poder “la corrupción se acabó”, porque no pasa un sólo día en que no se denuncien las transas de funcionarios de todos los niveles del gobierno federal y de los estados y municipios.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.