Una carpeta verde olivo, de 20 x 11 pulgadas, tenía en el centro una reproducción de una firma autógrafa y la leyenda, también en letras doradas, En memoria del General Porfirio Díaz Mori .

El fólder contenía una litografía que retrata a un joven militar, con medallas en la solapa y la mirada decidida y retadora que alimenta la leyenda del valeroso soldado, salvador de la República, misma que todavía se escucha en algunas comunidades de la sierra y la costa oaxaqueñas.

Las 550 copias de esta obra del pintor juchiteco Soid Pastrana formado en el taller Arte Papel de Francisco Toledo fueron el obsequio de fin de año que el diputado federal Samuel Gurrión Matías decidió repartir entre sus compañeros de la bancada priísta, en San Lázaro, y dirigentes partidistas de distintas regiones del país.

El ex Presidente como le llama Gurrión puede ser querido u odiado, pero a lo que aspiramos es a que sea reconocido por sus logros, por su ímpetu incansable , explica el legislador, la historia ha desterrado injustamente a Porfirio Díaz y nos corresponde reconocer su verdadero papel para que las nuevas generaciones conozcan al hombre, al gobernante de resultados, al incansable soñador que vislumbró una nueva patria .

Ser padrino de más medio millar de quinceañeras y matrimonios o haber donado 20 patrullas nuevas y 5,000 toneladas de cemento al ayuntamiento de Juchitán cuando inició el trienio de su hermano, hace tres años, resultan suficientes razones para poner la vista en el diputado Gurrión. Su admiración por Porfirio Díaz, sin embargo, irremediablemente lo pondrá en la escena nacional.

Hace un año, cuando apenas llevaba cuatro meses en la Cámara de Diputados, llamó la atención entre sus colegas por haber repartido un retrato de Benito Juárez, también de la autoría de Pastrana. Muchos le hicieron ver que los juaristas estaban del lado perredista. Hace dos meses pudo haber encargado una reproducción de la imagen de José Vasconcelos o Matías Romero; en vez de eso, decidió emprender esta cruzada por la reivindicación histórica del porfiriato.

A su juicio, el legado del último Presidente de México del siglo XIX significativo y de actualidad, no sólo por su larga estancia en el poder político, sino porque muchos renglones decisivos del México moderno como el presidencialismo, el sistema político autoritario o la proyección cultural tienen sus raíces en el porfirismo; incluso el modelo económico liberal que ahora produjo las reformas estructurales.

Por paisanaje, Samy Gurrión asume la defensa del legado histórico del porfirismo; y por amor a Juchitán, su tierra natal, donde nació la leyenda del genio militar y salvador de la República y cabecera de séptimo distrito federal, que concentra 22 municipios de la región tehuana.

Nieto de uno de los diputados maderistas asesinado durante la Decena Trágica, abogado egresado de la UABJO, durante 25 años ejerció una intensa carrera empresarial. Su core business era la impresión de media docena de periódicos en cinco entidades de la República, pero hace tres años dejó todas sus actividades que abarcaban la industria de la construcción, la hotelería y el litigio para dedicarse 100% a la política, más por pasión que por compromiso.

Y es que es el único Diputado federal de Oaxaca con militancia priísta. El 2 de julio del 2012, en esa demarcación que concentra comunidades zoques, huaves, mixes y zapotecos Andrés Manuel López Obrador se impuso a Enrique Peña Nieto y hubo más de 16,000 votos nulos, que habrían escrito otra historia. Desde ahora figura entre los prospectos a la candidatura priísta al gobierno estatal, junto con el líder del PRI estatal, Juan José Moreno Sada; el senador Eviel Pérez Magaña; el director de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga, y el titular del Infonavit, Alejandro Murat.

Gurrión Matías rechaza que con su manifiesto porfirismo busque atraer reflectores o generar polémica. En todo caso, insiste, el regreso del PRI a Los Pinos trajo consigo la abolición de viejos mitos como el nacionalismo energético o la reelección.

Cuando se le hace ver que Francisco I. Madero proclamó el Plan de San Luis en contra de la reelección de Porfirio Díaz, el legislador priísta matiza su postura.

No acepto y no admiro que se haya perpetuado en el poder, pero tampoco podemos dejar de reconocer que salvó a la República y debe considerársele como el precursor del México de vanguardia , expresa, por lo demás, no hay político perfecto. Todos tenemos un lado oscuro .

EFECTOS SECUNDARIOS

¿MENSAJE SUBLIMINAL? El ala ebrardista en los grupos parlamentarios del PRD en San Lázaro y el Palacio de Donceles presentó una iniciativa que induce al humor involuntario: una Cruzada contra la aplicación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) al pan dulce, por ser éste un producto considerado dentro de la canasta básica de los mexicanos. En este esfuerzo se han involucrado el diputado federal Carlos Augusto Morales, integrante de la Comisión del DF en San Lázaro, así Esthela Damián.