Con eso de que los gigantes farmacéuticos multinacionales centran su rumbo hacia los biotecnológicos, pues pronto serán su fuerza, los productos estrella de años anteriores –y que van perdiendo la exclusividad de la patente- ya no son su prioridad. Pero no dejan de ser negocio.

En ese caso están laboratorios como Roche de Suiza; Pfizer y MSD de EU; Bayer de Alemania; Novartis de Suiza; GSK de Inglaterra; Sanofi Aventis de Francia, entre otros.

Un modelo encontrado para no abandonar los productos tradicionales y que sigan siendo redituables es aliarse con otras empresas para que los promuevan, comercialicen o distribuyan.

Y una de esas empresas enfocadas a aliarse con las bigpharma es moksha8. Una comercializadora de medicamentos especializada en mercados emergentes, que en su primer año en México superó sus expectativas: vendió 150 millones de dólares, 10 millones más de lo planeado; quedó entre las 20 principales farmacéuticas del país y dejó atrás lo logrado en Brasil, donde llegó hace tres años.

¿Cómo logró esto que muchas empresas tardan decenas de años? Se alió con Roche en México para tres áreas terapéuticas vitales (sistema nervioso central, antiinfecciosos y antiinflamatorios) logrando una cartera con marcas reconocidas como Rivotril (clonazepam), Rocephin (ceftriaxona) y Bactrim (cotrimoxazol) y, claro, su estrategia comercial fue exitosa.

El objetivo de moksha8 es entrar al top5 aquí e ir extendiendo su presencia en América Latina donde Ayse Kocak, directora general de moksha8 en México, ve un potencial enorme. Es un mercado que vale unos 30,000 millones de dólares con crecimiento anual de 12%, un espacio privilegiado para crecer .

Kocak es una mujer con gran liderazgo. Su experiencia previa en Pfizer donde participó de grandes éxitos como Viagra o Lipitor en EU, le da elementos para alcanzar resultados. Planea aliarse con otras farmacéuticas. Quizá sea con Pfizer, de Jorge Bracero, con la cual moksha8 ya hace negocios en Brasil.

También arrancó con moléculas propias como Peramivir, aprobada en tiempo récord en diciembre por Cofepris como terapia de emergencia en casos graves de influenza A y B. Es cierto que los casos de virus AH1N1 han ido en descenso -de hecho el secretario José Ángel Córdova está por decidir si se retira la alerta, después de reunirse esta semana en Ginebra con la titular de la OMS, Margaret Chan. Pero no deja de ser una gripa que mata y la versión de Peramivir (vía intravenosa) puede salvar la vida a pacientes tardíamente diagnosticados o que no reaccionan a Tamiflu, de Roche, o Relenza, de Glaxo Smith Kline.

Por eso Kocak busca en México socios estratégicos que aporten capital para seguir creciendo. En Brasil ya los tiene y han dado resultado. Y es que moksha8 nació a partir de Texas Pacific Group (TPG), un fondo de inversión en múltiples sectores, propietario de muchas compañías, entre ellas Del Monte Foods y Continental Airlines. Tras su entrada a México a través de moksha8, TPC vislumbra otros nichos de negocio.

Médicos vs automedicación

Estudios en México demuestran que entre 43 y 59% de medicamentos que requieren receta médica son vendidos sin cumplir tal requisito.

En EU se ha comprobado que casi la mitad de las muertes por iatrogenia (problemas derivados del acto médico) se deben a efectos adversos de medicamentos. Conclusión: medicarse no es tomar un dulce, y automedicarse es mucho más delicado. Por eso es importante la campaña iniciada por varias asociaciones médicas Más por tu receta, buscando consensos para definir cómo resolver el problema. Por cierto, aún no terminan de ponerse de acuerdo autoridades y empresas sobre cómo llevar adelante la prohibición de vender antibióticos si no hay receta de por medio.

Sámano, DG de AMIIF

Alejandro Sámano deja la comunicación del IFAI para ser Director General de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) presidida por Sergio Duplan. Es claro que este organismo busca afianzar lazos con el gobierno, pues la experiencia y contactos de su nuevo director están sobre todo del lado gubernamental: desde Sedesol y DIF, pasando por IFE, Secretaría de Salud, Secretaría de Hacienda y Presidencia de la República.