Fue inocultable el enojo del subsecretario Hugo López-Gatell al tener que defender la vacuna Cansino, cuando él mismo reconoció en su momento que no estuvo de acuerdo en que se le diera tan rápida entrada al país el año pasado.

Los mariachis que le llevaron el viernes a Palacio Nacional al término de lo que decidió fuera su última conferencia vespertina de Covid19 le hicieron ver muy feliz, pero la duda es si las porras de sus fans le habrán significado suficiente premio de consolación.

Y es que el presidente López Obrador, con ese doble juego que le caracteriza en la relación que tiene con los integrantes de su gabinete, dejó al subsecretario de Salud en una posicion incómoda, por decir lo menos, al aceptar forzadamente la vacuna Cansino para estudio fase III en octubre/noviembre pasados.

Podría pensarse que fue uno de los factores que influyó en López-Gatell para hacer que Cofepris pasara a su adscripción. Lo malo ahora es que ese logro podría ser un elemento que pone en desventaja al regulador sanitario mexicano para su revalidación en ciernes de parte de la OPS. Está por verse que Cofepris logre sostenerse como agencia de referencia nivel IV, el de mayor exigencia que pocos países de la región han conseguido.

Sobre esto hay un detalle delicado; no sólo Cofepris dejó de ser órgano desconcentrado al pasar a ser parte de la Subsecretaría, sino que también ahora el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (Cenetec) está bajo la adscripción de la Subsecretaría del doctor López-Gatell, y eso lo pone como juez y parte ya que Cenetec hace las guías de práctica clinica y evalúa algunos insumos, los cuales deben ser autorizados por Cofepris.

Pero regresando al tema de la vacuna Cansino, hay que decir que el ganón en esa batalla fue el canciller Marcelo Ebrard y su subsecretaria Martha Delgado quien operó para que en el 2020 el extitular de Cofepris, José Novelo, en su amplio desconocimiento y enfrentado con López-Gatell, diera el aval a Cansino para ser la primera vacuna antiCovid probada entre mexicanos, algo muy delicado porque lo hizo al vapor sin cumplir la norma para autorizar protocolos de investigación. Y no sólo eso, sino además firmó sin rigor el permiso de envasado en la planta de Drugmex en Querétaro.

No es que haya elementos que revelen riesgo de la vacuna Cansino, lo que sí es que hay dudas sobre su rango de eficacia con su esquema de una sola dosis, y además persiste sobre ella la incógnita de porqué no ha sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues incluso ya aprobó las otras dos chinas, Sinopharm y Sinovac, pero no la de Cansino. Y mientras no haya una publicación oficial en revista científica sobre los resultados de la fase III - sólo muchos comunicados de prensa de parte de la empresa Cansino Biologics-, seguirá latente la duda.

Cansino tampoco ha sido sometida ante el mecanismo Covax para que sea distribuida en los países de menor desarrollo. Y aún así los caminos alternos tomados por Cansino le han funcionado para llegar a cada vez más países. Aparte de México, que fue de los primeros, entró también en Pakistán, Rusia, Arabia Saudita, Chile, Hungría y recién fue aprobada en Argentina.

Lo que no se entiende es que habiendo transcurrido ya 9 meses del estudio de la vacuna china Cansino en casi 15,000 mexicanos, es la hora en que siguen sin conocerse los resultados.

El doctor Guillermo Ruiz Palacios, quien coordina el estudio desde el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), ya tendría que informar algo de los resultados para que todos queden más tranquilos, pues fueron casi 3 millones de docentes que fueron inmunizados con la vacuna Cansino.

IMSS destaca apoyo empresarial en pandemia

Algo de llamar la atención en el reporte que dio la directora de Prestaciones Médica del IMSS en la última conferencia vespertina Covid19 el viernes 11 de junio, fue el reconocimiento a empresas que apoyaron en forma importante los esfuerzos para la reconversión hospitalaria, en una actitud inusual en esta administración. La directora de Prestaciones Médicas, la doctora doctora Célida Duque Molina, comentó que la empresa Cemex apoyó en la construcción en pocos días de hospitales temporales, lo cual permitió al IMSS agregar 735 camas adicionales, infraestructura que se suma ahora al patrimonio del Instituto. 

Igualmente mencionó que para la expansión en unidades no hospitalarias fue clave la coordinación con la Fundación Teletón para habilitar camas en los Centros de Rehabilitación Infantil de Ciudad Nezahualcóyotl en Estado de México, Iztapalapa en la Ciudad de México y en La Paz, Baja California Sur, con 30 camas cada una. Igualmente reconoció el apoyo de la unidad temporal del Autódromo Hermanos Rodríguez con 218 camas y llegó a tener 340 en diciembre, la cual cerrará operaciones el próximo 15 de julio.

A su vez, el subsecretario Hugo López-Gatell reconoció a la unidad temporal de Atención Covid  instalada en Centro Banamex gracias al patrocinio de la Fundación Carlos Slim y Fundación CIE, la cual fue dirigida por el doctor Rafael Valdez -donde le tocó al subsecretario ser atendido cuando se infectó de Covid- generando modelos de atención en todo el país y que el mismo viernes anunció su cierre. Igualmente se mencionó el apoyo de otras instancias privadas como el Consorcio Mexicano de Hospitales y la Asociación Nacional de Hospitales Privados (ANHP) que vinculados por Funsalud apoyaron parte importante de la atención no Covid durante las etapas más álgidas de la pandemia hasta ahora.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Twitter: @maribelrcoronel

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor