Cuidar de los bienes nacionales es cuidar de los recursos naturales con los que cuenta nuestro país, pero también significa proteger y conservar desde el patrimonio arqueológico y cultural, hasta los puertos fronterizos, terrenos y edificios –muchos de ellos, como Palacio Nacional- íconos de nuestra historia.

México cuenta con más de 150,000 inmuebles federales, que no solo han atestiguado los sucesos políticos, sociales y económicos que han ido forjando nuestra identidad, sino que, además, dan cabida a los miles de empleados de la Administración Pública Federal, que día con día requieren un espacio físico dónde realizar sus labores como empleados al servicio de la sociedad.

Y es justamente para lograr un manejo eficiente de estos inmuebles y garantizar la provisión de áreas suficientes y adecuadas, que México cuenta con el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, el INDAABIN; organismo que 100 años después regresó a su casa, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, liderada por el talentoso economista José Antonio González Anaya.

Fue con esa visión que en 2013 el Presidente Enrique Peña Nieto me honró con la enorme responsabilidad de presidir el INDAABIN, que desde entonces ha venido trabajando con el objetivo de cuidar, administrar y dictaminar el justo valor del patrimonio federal, que es también el patrimonio de las y los mexicanos. Y lo hemos hecho, a partir de un equipo de gente comprometida, honrada y eficaz, que a lo largo de los últimos cinco años ha actuado con pasión y actitud transformadora.

Por ejemplo, se creó Espacios.gob.mx, una de las iniciativas más innovadoras del Gobierno de la República para maximizar el uso de espacios –incluyendo los compartidos-, y que permite a servidores públicos laborar en sedes alternas y a distancia.

También se lograron adquirir de forma transparente y ordenada las tierras de las Zonas Económicas Especiales, un proyecto que dará un impulso renovado al desarrollo económico en las regiones sur-sureste de nuestro país; y coadyuvamos en la liberación de los derechos de vía para los nuevos trenes y la conclusión del polígono del nuevo aeropuerto en la Ciudad de México, una de las obras públicas más importantes del mundo.

Se transformó la obsoleta y excesiva normatividad en valuación hasta tener uno de los marcos regulatorios más esbeltos, modernos y conforme a estándares internacionales, lo que ha sido reconocido por las principales agencias mundiales en la materia. Esto ha permitido tener avalúos más confiables y certeros en el marco de la reforma energética y de telecomunicaciones. En esta última, pusimos en marcha el Sistema de Arrendamientos de Espacios, que recientemente fue premiado en Ginebra, Suiza, por la Unión Internacional de Telecomunicaciones por ser el proyecto más innovador, y contribuir así a disminuir los costos de comunicaciones y radiodifusión para los usuarios.

Con la convicción de que las políticas públicas son más efectivas cuando la ciudadanía las hace suyas, sumamos esfuerzos con la sociedad civil y el sector empresarial para lanzar el “Movimiento Mí México”, que ha involucrado a la población en el cuidado y conservación del patrimonio arquitectónico nacional.

Los ejemplos recién mencionados, sumados a muchas más actividades que por cuestiones de espacio no se pueden enumerar, se han traducido en que hoy el INDAABIN sea un referente internacional, presidimos la red internacional de gestión de activos (The Workplace Network) y coordinamos la red de administradores del patrimonio de América Latina (RAPPAL).

Como dije, todo lo anterior ha sido posible gracias a un gran equipo de profesionales, por lo que hoy que me despido del INDAABIN, a todos ellos les expreso mi reconocimiento y gratitud, con la certeza de que hemos transformado la forma de hacer política pública y el trabajo realizado sienta bases firmes para seguir avanzando. ¡De nuevo mil gracias!

* Ex Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana A. C.

SorayaPérez

Economista

Entre Números

Expresidenta de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana A.C.