Aunque la difícil coyuntura global no hará muchas excepciones, un rubro que acapara los reflectores es el de la aviación.

Ya se habla de millonarios apoyos para las aerolíneas, puesto que su liquidez ha menguado, en una tendencia que no exceptúa a nuestra industria y que no toma a todos en igual circunstancia. Para Interjet, de Miguel Alemán, esta crisis llega en el peor momento.

No es el caso de Volaris que en el 2019 volvió a ganar mercado, para llegar a una participación de 20.1%, a nada de Aeroméxico, de Andrés Conesa.

Aún en febrero mostraba un buen desempeño operativo, lo que seguramente ya se modificó por el impacto de la pandemia. De hecho, su acción ha reflejado el momento.

Los últimos días, Volaris incluso debió superar incidentes como el de Nayarit, luego de que el gobernador Antonio Echevarría amagó con cancelar sus vuelos para contrarrestar el Covid-19, en especial el de Tijuana-Tepic. El mandatario transgredía atribuciones federales, aunque por fortuna la sangre no llegó al río.

Pero amén del entorno, la aerolínea de bajo costo que comanda Enrique Beltranena traía en las últimas semanas un pendiente por resolver, nodal para sus inversionistas.

En mayo vence el plazo de su actual concesión, y había apuestas por ahí de que con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador el asunto se complicaría.

Sin embargo, el mes pasado ya obtuvo un refrendo, que contra los pronósticos fue por 20 años, o sea cuatro veces la vigencia del primer título del 9 de mayo del 2005, y el doble de la última prórroga recibida en el 2010.

El documento del 21 de febrero del 2020 que fue suscrito por el titular de SCT, Javier Jiménez Espriú, y por Jaime Esteban Pous, apoderado de Volaris, no pudo llegar en mejor momento dada la volátil situación.

El nuevo plazo que peleó la aerolínea era vital, ya que hay onerosas inversiones en puerta cuya recuperación se dará en el tiempo. Simplemente hay en el tintero 102 aviones de aquí al 2026, que deberán sumarse a las 82 unidades que hoy opera la aerolínea que data del 2006.

Así que dolor de cabeza menos.

Reajusta Aeroméxico y nuevos lineamientos

Aeroméxico, que preside Javier Arrigunaga y que lleva Andrés Conesa, recibió el martes una baja a su calificación por Moody’s, de Alberto Jones, dado el impacto que tendrá su balance por la crisis del Covid-19. La aerolínea ya anticipaba el golpe, y desde hace varios días trabaja en ajustar sus gastos por la reducción de su actividad comercial en al menos 40 por ciento. Además del frente sindical, hay otros aspectos para dar continuidad al servicio, amén de la cancelación de vuelos por el cierre de fronteras.

Ayer también anunció nuevos lineamientos comerciales. Hay tres elementos a destacar: la condonación de cargos por cambio de fechas, techos a los mismos al modificar la tarifa y una práctica que no se veía desde hace tiempo: el volver a usar un boleto si el pasajero no llega a su vuelo original. La idea es apoyar hoy para no perder clientes a futuro.

Interjet $60 millones más con el IMSS

Resulta que Interjet, que dirige William Shaw, trae un adeudo de 60 millones de pesos con el IMSS. El nuevo pasivo, que se suma a otros que hay con el gobierno, apenas data de enero y febrero e incluye recargos. Para el instituto que dirige Zoé Robledo la suma cobra relevancia de cara a la emergencia de salud.

Que seguirá tobogán del crudo

Algunos expertos estiman que la caída del petróleo aún no termina.

Ayer el Brent cerró a 25.94 dólares el barril tras bajar 2.62 dólares, y el WTI en 20.37 al caer 6.58 dólares. Nuestra mezcla debe rondar 17 dólares. Ayer otra vez Pemex, de Octavio Romero, se reservó la cotización. Obvio la rentabilidad de muchos pozos está en el hueso.

Alberto Aguilar

Periodista y Economista

Nombres, Nombres y... Nombres

Periodista y economista. 40 años de carrera. Fundador de Don Dinero.