El pasado 6 de diciembre, se puso en circulación el libro colectivo ¡Es la reforma cultural, Presidente! Propuestas para el sexenio 2018-2024, bajo el sello de Editarte Publicaciones, que dirigen More Taffoya y Francisco Moreno. Tuve a bien coordinar este esfuerzo, primero en su naturaleza para nuestro sector cultural. Es decir, nos fijamos el objetivo de reunir un conjunto de personalidades bajo una noción de sector. Y con ellos ofrecer una serie de posibilidades de compromisos a los aspirantes a la Presidencia de México. Tan adoptables también para cualquier candidato a los distintos puestos de elección popular en juego.

La publicación supone diversas etapas. La primera, su introducción al mercado y la promoción en todos sus niveles. A su vez, entregar un ejemplar a los distintos partidos y sus figuras, solicitando un encuentro para exponer la iniciativa. En este primer momento, aunque difícil, se intenta que la reforma cultural sea incorporada a las plataformas electorales de los partidos y alianzas. En la segunda etapa, que coincide con la veda electoral antes del registro de los candidatos, se promueve una serie de diálogos. Es lo que hemos llamado “Ventiladero cultural de la sucesión presidencial”. Siete miércoles entre febrero y marzo, en la Casa Rafael Galván, de la UAM (Zacatecas 94, colonia Roma. Entrada libre). Siete temas centrales, con la participación de los distintos autores del libro y otras personalidades del medio. (Ver www.economiacultural.xoc.uam.mx).

Durante estos dos meses que tenemos por venir, esperamos un notable avance en la venta y distribución de la obra. Hablamos de 1,000 ejemplares. Si le restamos los que van a los autores y las cortesías, tenemos unos 750 libros para vender. A estas alturas del siglo XXI, tras una cauda de vivencias entre editores, libreros, libros y lectores, sigue siendo una utopía agotar un tiraje de 1,000 en menos de un año.

La tercera etapa comprende el periodo de campañas. Entre abril y junio, quienes escribimos en la obra intentaremos participar en los foros que sobre cultura se organicen. El mayor deseo consiste en dialogar con los distintos aspirantes a la Presidencia y sus equipos de trabajo. De igual forma, con quienes buscan la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, las alcaldías, diputaciones y senadurías. Esta mirada dialogante las llevamos a las comunidades en los estados donde se elige gobernador. Al día de las elecciones, esperamos que la reforma cultural haya sido adoptada de alguna manera en este abanico.

El libro tiene vida de julio a diciembre. En esta cuarta etapa lo que se busca es incidir en las primeras acciones de gobierno y acercarse a quienes podrían asumir tanto la Secretaría de Cultura federal, como de la Ciudad de México. En el caso del Congreso, a quienes presidan las comisiones de cultura, elegibles a más tardar en octubre. En la quinta etapa, el esfuerzo propositivo de los 39 autores del volumen culmina hacia finales del 2019. Las posibilidades de una reforma cultural esperamos se incorpore en las discusiones y aprobación del Plan Nacional de Desarrollo y del Programa Sectorial de Cultura. Recordemos que por primera vez al iniciar una administración hay Secretaría de Cultura.

Los 750 ejemplares esperamos se agoten hacia el primer año de circulación. Después se venderá en versión pdf para impresión bajo demanda. Para el 2020, con o sin adopción de una reforma cultural, con más o menos ideas del libro adoptadas por los funcionarios y/o hechas suyas por la comunidad del sector, esperamos que el libro sea un referente a la vez que guía para el proceso electoral del 2024.

Eduardo Cruz Vázquez

Periodista

En el paredón

Periodista, gestor cultural y exdiplomático, experto en economía cultural, formación de emprendedores culturales y gestores de diplomacia cultural