En medio de la infoxicación que han aportado las redes sociales, las cabeceras de los principales periódicos del mundo siguen haciendo la labor de revelar hechos, premisa básica de la razón de ser de los medios de información.

Las páginas de Le Monde y The Washington Post, entre otros periódicos con prestigio internacional, aportan más información que millones de tuits o notas de prensa pensadas como propaganda, elaborados desde oficinas gubernamentales, lo mismo en Hungría, Argentina o México.

El legado de Donald Trump es QAnon, las fake news convertidas en armas de desinformación masiva. El partido Republicano es una entelequia, en realidad ha sido tomado por QAnon, y su labor es sembrar minas antidemocracia. Pensemos en lo ocurrido la semana pasada en Texas. Medio centenar de congresistas y senadores abandonaron su estado para evitar la aprobación de una ley que promueve el gobernador Greg Abbott con la que desea desincentivar el voto. ¡Increíble!

El presidente Biden calificó el intento de Abbott como una “subversión electoral, es la amenaza más peligrosa para votar (...) Es simplemente inconcebible”.

Ayer, Le Monde mostró una fotografía de México, junio de 2020. El narcotráfico y en general, las mafias, lo mismo operando en áreas de migración que en trata de personas, tienen más influencia en la política que el voto personal de los ciudadanos.

Este sería el eje central del reportaje elaborado por Frédéric Saliba, corresponsal en México del diario Le Monde. “La mafiocracia se expande”, palabras que eligió el editor de la sección Geopolítica del periódico francés para encabezar el reportaje del corresponsal.

Las diversas fuentes consultadas por Saliba dejan mal parado al presidente AMLO, y mucho peor, la imagen del país, una nación cada vez más dominada por las mafias.

Saliba recuerda el pasaje del presidente López Obrador cuando dijo que los cárteles se habían “portado bien” el día de las elecciones intermedias, sin embargo, la violencia se desató durante las campañas políticas. Fueron 36 candidatos muertos, 30 de ellos competían por alcaldías, los puestos más deseados por los cárteles del narcotráfico para poder expandir su territorio. También recuerda la liberación de uno de los hijos del chapo Guzmán y del propio general Cienfuegos.  

La imagen de un país no solo se construye a partir de postales paradisíacas (secretaría de Turismo). En todo caso, las postales son pequeños fragmentos de un todo. Como también es la expansión de las mafias. Pero cuidado. En el reportaje publicado en las dos páginas de la sección Geopolítica de Le Monde, el corresponsal recuerda lo dicho por el general estadounidense Glen VanHerck en marzo de este año: las mafias controlan entre 30 y 35% del territorio mexicano.

La influencia de Le Monde se observa en los ámbitos de la academia, la política, la diplomacia y, en general, en Europa. Le Monde es un periódico con peso en Bruselas, sede de las instituciones europeas.

En Francia no hay mañaneras. Los ecos gubernamentales que nacen en Palacio Nacional de la Ciudad de México no son materia de descodificación en Francia.

El objetivo de comunicación política del presidente López Obrador es el país, no el mundo, pero el mundo no deja de observar a México por las múltiples interacciones que existen a través de la globalización. Las agendas liberales de The Economist o Financial Times y las coberturas del New York Times, El País o Le Monde proyectan fotografías de políticos y países que no son necesariamente las mismas que publican los medios nacionales. 

Esta es la riqueza de la prensa internacional. Ocurre lo mismo cuando se analiza a cualquier cultura. Una de sus acepciones es definida por el exterior.

No darle importancia a la política exterior equivale a jibarizar la política doméstica.

@faustopretelin

Fausto Pretelin Muñoz de Cote

Consultor, académico, editor

Globali... ¿qué?

Fue profesor investigador en el departamento de Estudios Internacionales del ITAM, publicó el libro Referéndum Twitter y fue editor y colaborador en diversos periódicos como 24 Horas, El Universal, Milenio. Ha publicado en revistas como Foreign Affairs, Le Monde Diplomatique, Life&Style, Chilango y Revuelta. Actualmente es editor y columnista en El Economista.

Lee más de este autor