En México la generación llamada millennial representa 22% de la población. En países con estructuras demográficas más envejecidas, esta población representa ya una cuarta parte de la población.

Como cada vez que se analiza la visión que una generación tiene, respecto de las condiciones en que se desarrollaron las generaciones previas, una buena parte de los millennials percibe que han enfrentado condiciones más adversas en lo laboral y lo económico, que las que enfrentaron generaciones previas. Este tipo de apreciaciones, presentes en cada generación, contiene algunos elementos de verdad y varias apreciaciones incorrectas.

En el caso de México, en términos generales, el ingreso a la edad adulta de los millennials, sí se vio afectado por la crisis financiera de 2008, pero en términos generales, ha enfrentado condiciones de estabilidad financiera y macroeconómica muy superiores a las que enfrentaron generaciones previas.

Por ejemplo, en lo relativo al acceso al crédito, la generación previa enfrentó tasas de interés sensiblemente más elevadas que aquellas presentes en las últimas décadas, lo que en principio representa una menor presión en la administración de deuda financiera, en el inicio de la vida adulta, para los millennials.

Asimismo, las generaciones previas enfrentaron condiciones de inflación y de crisis económicas internas más constantes y profundas que enfrentaron las nuevas generaciones (con excepción de 2008 que afectó a todos los grupos). Esas etapas de deterioro económico derivadas de endeudamiento y déficit público estuvieron asociadas a la disminución de la capacidad adquisitiva de los salarios, producto de la inflación y de procesos devaluatorios frecuentes (en una situación de control cambiario centralizado).

Los millennials han enfrentado periodos de inflación acotada (un solo dígito), con cambios institucionales que dieron estabilidad al tipo de cambio.

Lo que sí es un hecho fundamental, es que las condiciones estructurales que han afectado la creación y estructura del empleo provocan a que los millennials si enfrenten un mercado laboral con menores salarios relativos, menor estabilidad laboral y un entorno de cambio asociado al cambio tecnológico.

Evidentemente existen grupos que, por sus condiciones de marginación y la desigualdad que enfrentan, tendrán serias dificultades para mejorar sus condiciones económicas; sin embargo, para aquellos segmentos de ingreso medio, sí hay ciertas condiciones más favorables de las que se tuvieron en el pasado punto.

Para esta generación millennial, incluso más que para generaciones previas, de acuerdo con el estudio (aun en revisión) “Does self-control constitute a driver of millennials’ financial behaviors and attitudes?”, de Rey-Ares et al, la capacidad de autocontrol tendrá gran impacto en su vida económica y ello es más relevante en un entorno de tasas bajas, que se pueden aprovechar para ocupar el endeudamiento como mecanismo de construcción de riqueza patrimonial futura.

Por su parte el estudio “Locus of Control in Millennial Females”, de Sharon Sunil, ha encontrado (en una investigación limitada) que las mujeres millennials tienen comparativamente mayores niveles de autocontrol, que potencialmente pueden traducirse en mejores prácticas financieras de vida con gran impacto en su bienestar futuro.

Casi todas las discusiones generacionales se centran en pensar que la generación a la que uno pertenece es mejor que las que le precedieron y que enfrenta retos más complejos que las anteriores. Ello no es absoluto para ninguna generación. Pero la realidad es que, en un entorno más complejo, los millennials tienen la responsabilidad de, en la medida de sus propias posibilidades y decisiones, tomar las previsiones necesarias para asegurar que en el futuro puedan mejorar las condiciones de vida financiera para ellos y sus familias.

raul@martinezsolares.com.mx

Raúl Martínez Solares

CEO de Fibra Educa y Presidente del Consejo para el Fomento del Ahorro Educativo

Economía Conductual

El autor es politólogo, mercadólogo, financiero, especialista en economía conductual y profesor de la Facultad de Economía de la UNAM. CEO de Fibra Educa y Presidente del Consejo para el Fomento del Ahorro Educativo.

Síguelo en Twitter: @martinezsolares

Lee más de este autor