Dentro del mundo del entretenimiento y las telecomunicaciones es común olvidar a un pequeño (en proporción) pero muy importante sector de esta industria, que no sólo no ha sido ajeno a los cambios tecnológicos sino que ha crecido de manera vertiginosa con ellos, el de la música.

Los inicios de la industria musical como hoy la conocemos quizá se remonten a principios del siglo XX cuando inició la radio y poco después los estudios de grabación. Sin embargo, la distribución de ésta en formatos físicos (vinilo, casetes y discos) para luego ser remplazados por el formato digital (compra-descarga y transmisión o streaming) fue lo que permitió al talento musical convertirse en una industria extremadamente lucrativa para los dueños del contenido y los distribuidores.

Como en el caso del video, la música es una forma de entretenimiento que migró exitosamente a plataformas OTT por medio de las cuales podemos disfrutar de millones de canciones o composiciones a través del servicio de streaming por Internet. Algunas de estas cobran una cuota mensual como el caso de Spotify, Apple Music o Google Play y otras ofrecen su servicio de forma gratuita como el servicio básico de Spotify y de Youtube para los usuarios, pero con un modelo de negocio que incluye publicidad. Este nuevo formato, además de abrir las puertas en tiempo y lugar es compatible con todo tipo de aparatos digitales.

Según datos de CIU, en México existen 14.4 millones de suscripciones de Audio OTT al tercer trimestre del 2018. Éstas son utilizadas por 57.2% de los internautas en el país, lo que significa que el número de usuarios de estas plataformas asciende a 47.3 millones de personas.

Como en el caso del video, no sorprende que en términos de acceso, los smartphones son los dispositivos predilectos para el uso de estas plataformas (98% de los usuarios), atribuible a la masificación de estos dispositivos y la disminución en el precio por MB de descarga en redes móviles. Estos factores han favorecido la transmisión de contenidos musicales en cualquier momento y lugar, a diferencia de otros dispositivos que requieren de una conexión wifi, como PC (24%), tabletas (15%), iPod (8%) y televisores inteligentes (6 por ciento).

Los datos de CIU arrojan que Spotify es la plataforma que cuenta con la mayor cantidad de usuarios en el país, con 89.1% del total del mercado, al ofrecer una modalidad gratuita con anuncios, así como una premium de pago mensual con paquetes familiares asequibles en la que otorga acceso total e independiente a cada usuario.

Atrás quedaron los años donde los jóvenes sólo podían disfrutar de su música favorita en discos y ver los videos en VH1 o MTV. Sin embargo, algunos nostálgicos aún prefieren grabaciones originales en vinil de sus artistas o compositores favoritos.

Y aquí les comparto unos datos de rating que tanto me gustan:

Durante la semana del 7 al 11 de enero, La Rosa de Guadalupe y Mi marido tiene más familia fueron los dos programas con mayor audiencia en la TV.

La Rosa de Guadalupe fue el programa más visto lunes, miércoles, jueves y viernes; Mi marido tiene más familia fue el programa más visto el martes. Cabe aclarar que Mi marido tiene más familia ha superado expectativas y ha roto con paradigmas sociales y comerciales como pocos programas lo habían hecho en la historia de la televisión mexicana. Enhorabuena para Televisa.

  • La Rosa de Guadalupe: 3,755,410
  • Supera a Exatlón por 84.17%
  • Mi marido tiene más familia: 3,641,880
  • Supera a Exatlón por 37.20%

AntonioAja

Columnista

Showbiz