La secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales no responde al embajador de Alemania; la cultura laboral y la educación, paupérrimas ambas, de la cónsul mexicana en Estambul Isabel Arvide, son exhibidas en un audio; la embajada de México en París recibirá a la directora de Conagua para ayudarle a resolver problemas personales; Jesús Seade, después de que no le fue bien con su consultoría, quiso la embajada en Washington para estar cerca de dos de sus hijos que estudiarán en Boston, pero el presidente le ofrece la de China; la secretaria de Energía Rocío Nahle no responde correos electrónicos de embajadores; Lilia Rossbach, viuda de José María Pérez Gay, ocupará la embajada de argentina sin contar con experiencia diplomática.

Estampas de la diplomacia mexicana en 2021.

La diplomacia mexicana es sometida al sempiterno medallero: oro para premiar y cartón o cobre para castigar.

Al charlar con varios miembros del Servicio Exterior Mexicano las dos palabras que con mayor frecuencia pronuncian al calificar la situación que vive en estos momentos la diplomacia son: “decepción” y “tristeza”.

Isabel Arvide se convertirá en la metáfora diplomática del sexenio.

¿Por qué razón el consulado de Estambul es estratégico si la relación política la lleva la embajada en Ankara?

Estambul es la segunda ciudad del mundo con más consulados después de Nueva York. Su imponente aeropuerto refleja el hub de negocios que cruzan por la ciudad. Ankara no es una capital muy bien comunicada.

En Estambul se encuentran las grandes fortunas y los mejores proyectos empresariales. Desde Ankara es difícil gestionar la promoción comercial. La Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México) abrieron una oficina comercial para generar economías de escala.

México abrió el consulado en los momentos en que Turquía presidía el G20, cuando tenía una relación comercial de 1,200 millones de dólares. Turkish Airlines es una de las empresas mejor conectadas en el mundo. El vuelo Estambul/Cancún/Ciudad de México fue interrumpido durante la pandemia, pero es indispensable su retorno.

El Tratado de Libre Comercio con Turquía quedó archivado. A los turcos les interesaba para competir con los chinos en América Latina. El 80% de las toallas y sabanas de los hoteles en México son turcas. Turquía es la puerta de entrada de África, rasgo estratégico para México porque está ausente.

Estambul tiene una vida cultural intensa y, al igual que Ankara, tiene muy buenas universidades.

La función principal del consulado de México en Estambul es la promoción comercial. ¿Isabel Arvide tiene el perfil profesional para desempeñarse como cónsul?

En su cuenta de Twitter, la funcionaria mexicana se defiende de las críticas por el mal trato que le da a una de las trabajadoras del consulado. “Ser corriente en este país de pobres y morenos es un inmenso orgullo”. Para Arvide la educación no es necesaria como medio evolutivo del ser humano. Promocionar resentimiento en redes sociales es muy rentable.

“Te bajas, este es tu trabajo y van a hacer lo que yo diga (...) menos te voy a pagar. No me vuelven a utilizar la cocina para comer porque no tenemos ninguna obligación. No se les vuelve a pagar el dinero extra de la comida y haces el favor de venir vestido decentemente (...) En el momento en que esté tu dinero, te largas (...) Me encargo que no te vuelvan a dar trabajo en ningún lugar”.

Isabel Arvide así le habla a su equipo de trabajo. Un profesional pondría sobre la mesa su renuncia. De lo contrario, el gobierno del presidente López Obrador tendría que pedirle que abandone su puesto.

El panorama diplomático de México es desolador.

Pocas veces se han visto demasiadas medallas de oro para regalar a los amigos.

Es el principio del ocaso diplomático.

@faustopretelin

Fausto Pretelin Muñoz de Cote

Consultor, académico, editor

Globali... ¿qué?

Fue profesor investigador en el departamento de Estudios Internacionales del ITAM, publicó el libro Referéndum Twitter y fue editor y colaborador en diversos periódicos como 24 Horas, El Universal, Milenio. Ha publicado en revistas como Foreign Affairs, Le Monde Diplomatique, Life&Style, Chilango y Revuelta. Actualmente es editor y columnista en El Economista.

Lee más de este autor