Sin embargo, ante la inconformidad y la campaña mediática que han hecho en los últimos días, lo que sí lograron las agencias de viaje denunciantes es la atención de la secretaria de Turismo, Gloria Guevara.

La funcionaria ya hizo contacto con los representantes de las agencias de viaje y próximamente se reunirá con los directivos de Aeroméxico, Andrés Conesa, y Mexicana de Aviación, Manuel Borja Chico, para intermediar entre las partes.

En días pasados, un grupo de representantes de agencias de viaje presentó ante la Comisión Antimonopolios, que preside Eduardo Pérez Motta, una denuncia por colusión en contra de las dos más importantes aerolíneas del país y de las tres empresas globalizadoras: Amadeus, Travelport y Sabre.

El dardo de las agencias de viaje dio en el blanco pues, cuando salieron a hacer pública su denuncia, enfocaron muy bien sus baterías sobre la empresa Sabre para la que trabajó la actual titular de Turismo.

Sin embargo, la funcionaria parece no tener cola que le pisen y ya hizo contacto para servir de intermediaria entre las partes.Su intención es resolver el diferendo.

Desde el punto de vista de los conocedores, la denuncia en realidad no tiene mucho fundamento porque el cobro que les aplican es una práctica internacional.

Las agencias de viaje denunciantes son: Expo Mayoristas, que preside Roberto Trauwitz Echeguren, la Asociación Femenil de Ejecutivas de Empresas Turísticas AC, encabezada por María Elena Jean, la Asociación Metropolitana de Agentes de Viaje, de Manuel Viñas, la Asociación Mexicana de Agentes de Viajes AC, representada por Jorge Hernández, la Confederación Nacional de Asociaciones de Agencias de Viaje de México AC, de Claudia Gallegos y la Asociación Nacional de Agencias de Viajes, presidida por Diego Ontañón.

Todas ellas acusaron: Las aerolíneas troncales ejercen presión sobre sus socios comerciales y su principal canal de distribución: las agencias de viaje, de tal forma que parece un monopolio en conjunto con los globalizadores como Sabre, de la cual son accionistas ambas empresas .

Los representantes de las agencias de viaje afirmaron que recientemente, las líneas aéreas y los globalizadores anunciaron que empezarían a cobrarles un cargo por servicio que incrementará el precio del boleto al consumidor final, hasta en 5 por ciento. Las agencias de viaje aseguraron que nunca antes en la historia los globalizadores y las aerolíneas les habían cobrado a las agencias, al contrario, antes les pagaban una comisión por venta.

Sin embargo -advirtieron- ahora después de eliminar paulatinamente las comisiones, lo que pretenden es cobrarle a las agencias para poder mantener un margen de utilidad en perjuicio del consumidor.

Sin embargo, en el bando neutral de los que conocen ese negocio, el costo de un globalizador para las agencias de viaje es menor al que cobran, por ejemplo los bancos a través de sus cajeros automáticos.

No existe colusión entre las empresas globalizadoras y las aerolíneas. Lo que se puede percibir es desesperación entre las agencias de viaje, porque ya no les sale su negocio. Y es que efectivamente, las agencias de viaje cobran apenas 1% de comisión sobre lo que cuesta el boleto. Su margen de ganancia es muy pequeño.

Sin embargo, dicen los defensores de las globalizadoras, el cargo por servicio es una práctica que se hace en todo el mundo.

Las empresas globalizadoras tienen bases de datos que soportan a 600,000 puntos de venta. Es un sistema muy sofisticado que ayuda a las agencias de viaje a cumplir con su trabajo y hacer negocio.

Las empresas globalizadoras proveen a las agencias de: 1. Disponibilidad; 2. Cotización tarifaria; 3. Reservación de asientos y 4. Boletaje.

En resumen, dicen los que saben, en realidad se trata de un escándalo mediático por parte de las agencias de viaje, para sentar en la mesa de negociación a las aerolíneas y a las globalizadoras.

Hay que decir que Sabre tiene 45% del mercado mundial, en donde compite con otros tres o cuatro jugadores.

Y en México Sabre tiene 70% del mercado de las transacciones.

Sabre mantiene relación con las principales empresas y negocios relacionados con el turismo.

Según las mismas fuentes, Sabre es una empresa de capital 100% estadounidense.

Así están las cosas.

CUENTOS VERAS

En esta semana se define la operación de compraventa de Satmex por parte de EchoStar a un precio de 374 millones de dólares. Aunque lo más probable es que la compañía tendría que someterse al chapter 11 o la ley de quiebras estadounidense, con un acuerdo prepactado para poder llevar a feliz término la operación de compraventa.