Como nunca, las esposas de los candidatos tuvieron un papel relevante en las elecciones del 2010. Allí está, por ejemplo, Tere Álvarez del Castillo, esposa de Jorge Herrera Caldera, candidato priísta a la gubernatura de Durango, quien protagonizó algunos de los spots más exitosos de la campaña y junto con tres de sus seis hijos salió a las calles para pedir el voto.

Igual pasó con Blanca Rivero, esposa del abanderado priísta a la gubernatura de Aguascalientes, Carlos Lozano, quien fundó una asociación civil desde la cual trató de acercar al PRI a sectores tradicionalmente adversos y aun ahora mismo lanza convocatorias de gestión social y solidaridad con los damnificados del huracán Alex.

Mención aparte merece Karime Macías, quien desde la etapa de la precampaña tuvo una intervención directa en los asuntos de su esposo, Javier Duarte, candidato priísta a la gubernatura de Veracruz. Desinhibida y entusiasta, lamentablemente cometió un error que pudo haber afectado el desenlace de esa elección, una de las más competidas, entre las 14 que tuvieron lugar el pasado domingo 4.

Acababa de pasar el mediodía del superdomingo y la señora Macías de Duarte –quien durante la campaña se volvió una twittera consuetudinaria– decidió motu proprio enviar mensajes ¡con los resultados de las exit polls! Así, por micromensaje, sus 920 seguidores se enteraron de la ventaja que el PRI sacaba a los candidatos de la oposición en Acayucan, Zongolica, Tierra Blanca, Cosamaloapan, Cosoleacaque, Catemaco y Boca del Río, donde a esa hora del día, el priísta Salvador Manzur llevaba 53.1% de los votos, por 43.7% del panista Héctor Morelli.

Craso error. No sólo porque regaló información valiosa que llegó a manos de sus opositores, sino porque violó la legislación electoral vigente que impide la difusión de resultados de encuestas y sondeos hasta el cierre de las casillas.

Nunca antes habíamos ido a unas elecciones con Twitter. Y vaya que esta primera experiencia, además de caótica, ha resultado peligrosa. Mañana , escribió a sus seguidores Laura Rojas, coordinadora nacional de los diputados locales del PAN, éste será un buen medio pasa saber lo que realmente estará pasando en las calles .

Y para informar , complementó la asambleísta Lía Limón.

Ambas se vieron inmiscuidas en otro miniescándalo. Resulta que el sábado 3 de julio, por la noche, circuló entre los legisladores panistas que fueron desplegados a la observación electoral , un micromensaje que daba cuenta de la supuesta ventaja –de 4.6 puntos– que había obtenido el candidato de la coalición PAN-PRD-Convergencia en Puebla, Rafael Moreno Valle, en el simulacro de exit poll efectuado por la empresa Parametría, de Francisco Abundis, unas horas antes.

Era un dato falso que, sin embargo, despertó las alarmas entre los estrategas de los partidos opositores que sin aceptar explicaciones hicieron un reclamo enérgico al encuestador y blindaron su cuartel de campaña y el entorno más cercano a Moreno Valle, queriendo evitar, al máximo, cualquier filtración.

Al igual que las push polls, Twitter y Facebook están fuera del alcance de la normatividad electoral. Y son escenario de gran parte de las campañas negativas y los mensajes ilegales que emitieron partidos, candidatos y autoridades. Allí está el ejemplo del gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, quien a las 3 de la tarde del domingo 4 envió un micromensaje a quienes no habían acudido a votar. Háganlo, los veracruzanos tenemos que dar una muestra de civilidad al país , exhortaba.

Los micromensajes sacrificaron a las encuestas de salida, cuya precisión y efectividad resultó sumamente cuestionada en la pasada jornada electoral.

EFECTOS SECUNDARIOS

GOBIERNO DIVIDIDO. La megaalianza opositora perdió la gubernatura de Quintana Roo, pero ganó en cinco de los nueve municipios de la entidad – Chetumal, Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas, Cancún y Tulum–, además de tener el control del Congreso local.

DESAPARECIDO. Se acumulan las historias negras del superdomingo. La más tétrica ocurrió en Chihuahua, en la víspera de apertura de las casillas, comenzaron a aparecer personas colgadas por toda la entidad.

Tan sólo el día de la jornada electoral hubo una treintena de muertos. Quizá por eso, el representante calderonista en Ciudad Juárez y coordinador de Asesores de Los Pinos, Antonio Vivanco Casamadrid, lleva dos semanas sin ir por aquellas latitudes. ¡Ah qué caray! Lo que es el miedo. ¿O los juarenses ya no necesitarán de su valiosa ayuda?

LONDINENSE. Ernesto Cordero es el primer funcionario del gobierno calderonista que visita al nuevo gobierno de Gran Bretaña. En una gira relámpago, tuvo oportunidad de reunirse con su contraparte, George Osborne, quien le expresó su sorpresa por la pronta recuperación de la economía azteca y elogió la fortaleza de ésta, pues amortiguó sin problemas los efectos de la crisis financiera de capitalización. El titular de la SHCP también estuvo en el palacio de Buckingham, donde comió con el príncipe Andrew, embajador plenipotenciario de los negocios del Reino Unido.

Y se dio tiempo de atender un seminario en Mansion House, en el sector financiero de la City.