La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha declarado constitucional la aplicación de fotomultas por infracciones de tránsito en la Ciudad de México. La Segunda Sala de la Corte resolvió que los cinco artículos del Reglamento de Tránsito que permiten el uso de tecnología para registrar infracciones, no violan el derecho de audiencia previa ante actos de molestia de la autoridad. Así entonces revocó el amparo otorgado en diciembre del 2016 a Víctor Manuel López Balbuena por el juez federal Fernando Silva García, quien también criticó al gobierno local por dejar la operación de las fotomultas en manos de empresas privadas.

Sobra decir que la opinión pública está dividida con esta decisión de la SCJN ya que mientras algunos creen que la medida es meramente recaudatoria, otros consideran que sí inhiben conductas de riesgo en las vialidades de la CDMX. Sin importar de qué lado se esté respecto al uso de estas tecnologías, la realidad es que en todo esto lo que ha faltado es transparencia en el manejo de los contratos de parte del gobierno de la ciudad con las empresas particulares, en especial con Inteltráfico, que ha intentado mantener oculta de la opinión pública con “trucos” tan simples sus contratos, como resguardar bajo otro nombre el término de “fotomultas”. Lo anterior, intenta entorpecer la búsqueda de información sobre los contratos que se tienen con esta empresa a través de transparencia.

Y ahí está el nuevo contrato que se firmó este año entre la Secretaría de Seguridad Pública e Inteltráfico. El contrato derivó de la Licitación Pública Nacional Presencial Número LPN-30001066-001-18 y el fallo se dio a favor de Inteltráfico a inicios de febrero pese al hermetismo de la misma SSP de dar información sobre el mismo; sin embargo, personal interno de la dependencia aseguró que el contrato existe y que es de un monto estimado de 219.4 millones de pesos. En conclusión, la finalidad de esta tecnología no es mala, lo malo es que la Ciudad de México, mantenga esos contratos en lo “oscurito”, que es lo que verdaderamente molesta a la ciudadanía.

Ojalá pronto la Secretaría de Economía que encabeza, Ildefonso Guajardo, a través de la Dirección General de Normas vuelva a retomar las mesas de trabajo que alguna vez, nos dicen, realizó con el objetivo de crear una norma que rija las fotomultas, digo, si ya son constitucionales, por lo menos ahora hay que meterlas en cintura.

Fraude en Nómina

En el 2017 se presentaron 6.5 millones de reclamaciones por posible fraude financiero, y uno de los productos más afectados son las cuentas de nómina, por lo que la finalidad es elevar los estándares de seguridad en las transacciones financieras, lo que sin duda es un enorme reto para las empresas. La novedad es que hay una empresa que ha desarrollado una estrategia basada en un lector biométrico que funciona para beneficio de los empleados. El sistema conocido como eConsig de eNomina, que dirige Gustavo Boletig, protege sus cuentas e información, así como previene el fraude y evita la clonación. Esto ya es un éxito en Brasil y el Reino Unido.

Voz en Off

Que alguien despierte a Indalecio Ríos Velázquez, presidente municipal de Ecatepec. Nuevamente ese ayuntamiento del Estado de México registró 6,057 casos de robo de vehículo, con un aumento de 17.5%, dato de los últimos 12 meses. Así que si usted se lo encuentra comiendo tranquilamente en los mejores restaurantes a los que acostumbra visitar, regálele una copia del reciente informe de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros...

Julio Pilotzi

Columnista de Negocios

Split Financiero

Periodista con 20 años de experiencia en los medios de comunicación. Colabora actualmente en el Noticiero En los Tiempos de la Radio de Óscar Mario Beteta.