Nuestro país goza de una ubicación geográfica magnífica y es poseedor de vastas riquezas naturales. Esta ubicación también, desafortunadamente, nos hace propensos a una serie de fenómenos naturales como huracanes, sismos y sequías, entre otros, cuya intensidad y duración pueden representar un peligro para la vida, la actividad productiva del país y el tejido social. Corresponde al gobierno, en sus tres órdenes, la planeación para la prevención y para la reacción antes estos fenómenos.

En México, el Fonden es uno de los instrumentos que corresponden a la planeación para la prevención y para la reacción ante desastres naturales. De conformidad con los artículos 1º y 3º del Acuerdo por el que se emiten las Reglas Generales del Fonden, éste es un instrumento interinstitucional que tiene por objeto ejecutar acciones, autorizar y aplicar recursos para mitigar los efectos que produzca un fenómeno natural perturbador, integrado por el Fondo Revolvente Fonden, por el Programa Fondo de Desastres Naturales del Presupuesto de Egresos de la Federación y por el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales.

Asimismo, en el artículo 4º del mismo ordenamiento se establece que el fondo tiene como uno de sus fines, canalizar recursos para la reconstrucción de los daños causados por un fenómeno natural perturbador en los sectores de competencia federal, estatal o municipal, en términos de los Lineamientos de Operación específicos que regulan cada uno de los procedimientos a que hacen referencia las Reglas Generales del Fonden. El Fopreden y el Fonrec, los seguros y los bonos catastróficos, junto con el Fonden, son los instrumentos financieros con los que cuenta el país para enfrentar los desastres causados por fenómenos naturales.

Recientemente, se presentó en la Cámara de Diputados una iniciativa relacionada con diversos fideicomisos, entre ellos el Fonden. Dada la relevancia de la iniciativa y en un acto democrático, se activó el mecanismo de Parlamento Abierto. Más allá de los diversos posicionamientos habidos durante la sesión, la conclusión más importante fue la necesidad de contar con mecanismos de planeación ante la ocurrencia de desastres naturales, tanto financieros como organizacionales y de coordinación de todas las instancias involucradas, fortaleciendo la cultura de la prevención y la necesidad de contar con un marco de gestión integral de riesgos.

Por su parte, derivado de las experiencias de la fiscalización superior en México se propusieron elementos concretos para fortalecer los mecanismos financieros para hacer frente a los desastres naturales:

A) Revisar el mecanismo de pari passu entre autoridades federales, estatales y municipales, a favor de éstas dos últimas y con relación a la carga fiscal.

B) Mayor Participación ciudadana local.

C) Mejorar las reglas de operación, la complementariedad e integración de los fondos y aprovechar los mecanismos que garantizan la disponibilidad de los recursos más allá de la base anual, toda vez que la ocurrencia de los fenómenos es aleatoria.

D) Fortalecer la fiscalización.

Mejorar los mecanismos para la prevención y reacción ante desastres naturales es una tarea permanente y que debe ser asumida de forma responsable y propositiva, escuchando a todos los actores.

Agustín Caso Raphael

Economista

Ensayos en Persuasión

Licenciado en Economía por el ITAM y Maestro por la Escuela del Servicio Exterior de Georgetown University, Washington D.C. Profesor Titular de Historia del Análisis Económico en el ITAM desde 1990. En 1976 recibió el Premio Nacional de Economía y su trabajo fue publicado por Editorial Limusa con el título Política Monetaria, Inflación y Crecimiento Económico: El Caso de México. En 2005 publicó el libro Migración y Repatriaciones y en 2010, Trotsky, Viaje hacia el Laberinto.

Por más de 45 años se ha desempeñado en la administración pública nacional e internacional. Inició su desarrollo profesional en el Banco de México. Ha ocupado puestos directivos en el Banamex, Pemex, el Instituto de Acción Urbana e Integración Social (AURIS), la Conasupo, y las Secretarías de Energía, Gobernación y Hacienda y el INEE. Actualmente es Auditor Especial de Desempeño de la Auditoría Superior de la Federación.