Hace unos días se presentó la encuesta de GEA-ISA del mes de noviembre y los datos muestran por un lado un país que va mal y por el otro, una opinión mayoritaria de la gente que siente que está mejor.

Cuando analizamos el país a nivel macro no hay forma de defender al gobierno, todos los datos son negativos.

La economía está estancada y si nos va bien, será hasta finales del 2022 cuando recuperemos el nivel que teníamos en el 2018. El empleo se ha recuperado, pero el desempleo y la subocupación son los más altos de los últimos años y a pesar del incremento al mínimo, el salario promedio ha caído y han aumentado el número de familias que no pueden comprar la canasta básica. La pobreza creció y la gente enfrenta una situación de angustia ante la falta suficiente de ingresos.

El 76% de la gente sigue pensando que la corrupción sigue igual y 74% que los funcionarios públicos son más o igual de corruptos que los anteriores.

Estamos entre los países que peor han manejado la pandemia y entre los cuatro que más muertos ha tenido, sin embargo, 57% aprueba las acciones tomadas por el gobierno para combatirla y 61% cree que las autoridades sanitarias del país tienen controlada la pandemia.

En seguridad no hay resultados y después de tres años no se ha logrado reducir más que marginalmente el número de homicidios. La mayoría de los mexicanos piensan que el país va por el rumbo equivocado y 47% desaprueba las acciones realizadas para combatir el crimen organizado, sin embargo, 69% está de acuerdo con que la seguridad publica este en manos de las fuerzas armadas.

En cuanto a la situación económica del país y sus familias, la percepción de la gente ha ido mejorando, igual en la política se percibe una mejor situación, 54% está satisfecho de cómo funciona la democracia en México y 58% cree que la democracia es preferible a otra forma de gobierno. Este dato es muy importante ya que hace un año sólo 36% pensaba así.

La opinión positiva sobre el INE aumento en 24 puntos en solo tres meses y 71% de la gente piensa que garantizará la imparcialidad en las elecciones federales. La opinión sobre los partidos sigue siendo mala y salvo Morena, los demás están en cifras negativas en su aceptación.

La calificación del presidente López Obrador sigue siendo muy alta con 54% de aceptación y 40% de rechazo según la encuesta. La gente lo sigue apoyando porque considera que tiene buenas intenciones (33%), se identifica con él (12%) o porque ha tenido buenos resultados (18%) y sólo 18% por sus programas sociales. Su credibilidad se mantiene en 70% aun cuando ha bajado de mucha a sólo (27%) y poca (43%).

A pesar de que estamos peor, vamos mejor en relación con el año pasado e iremos mejor en los próximos tres años. El sexenio está perdido, pero la gente sigue creyendo en el presidente y de continuar las cosas como van, López Obrador y Morena van a llegar muy fuertes para las elecciones de 2024.

rrg

Demetrio Sodi

Político mexicano

Desde la cancha

Ciudadano interesado en las soluciones para el país y la Ciudad de México. Político mexicano, ha sido diputado federal (1988-1991), senador (2000-2006) y jefe delegacional de Miguel Hidalgo (2009-2012).

Lee más de este autor