La producción de carne de bovino en la Comarca Lagunera es una de las actividades más importantes en la región, después de la producción de leche y pollo

En México se producen 2,027,634 toneladas de carne de bovino en canal, Veracruz (13%), Jalisco (11.8%) San Luis Potosí (6%), Sinaloa (5.3%), Chiapas (5.2%), Durango (5.2%) y B.C. (5.1%), producen más de la mitad de la producción total (SIAP, 2019).

La producción de carne de bovino en la Comarca Lagunera es una de las actividades más importantes en la región, después de la producción de leche y carne de pollo. Se producen cerca de 157,302 toneladas de ganado en pie en la zona, donde los municipios de Tlahualilo y Gómez Palacio concentran el 74.2% de la producción de la región (SIAP, 2019).

Las condiciones geográficas de la Laguna y la disponibilidad de forrajes y granos, permiten el desarrollo de sistemas intensivos de engorda. Sin embargo, las engordas más grandes de la región, enfrentan diversos problemas operativos y administrativos, debido al manejo simultáneo de miles de animales, provocando problemas de enfermedad dentro del hato, y mayores gastos de medicamentos, pago a los médicos veterinarios y mano de obra que disminuye las utilidades de las empresas.

Como alternativa de solución, en la Laguna se implementó un esquema (maquila) de engorda de bovinos, la cual consiste en enviar jaulas de becerros de las empresas o engordas más numerosas, a los corrales de otros ganaderos locales. Los engordadores se encargan de recibir y dar todo el manejo al becerro, desde el pesaje, desparasitación y vacunación, hasta la alimentación completa del animal para alcanzar su peso óptimo. El becerro sigue siendo propiedad de la empresa, la cual paga al ganadero por cada kilo de peso obtenido del animal.

Una gran ventaja de este esquema es el establecimiento de contratos entre las grandes empresas, los pequeños y medianos engordadores de la zona, lo que asegura por un lado el ingreso del ganadero, así como la obtención de animales sanos y de calidad. De esta manera, el ganadero puede administrar sus corrales de acuerdo a su capacidad, mitiga los problemas sanitarios y logra un manejo más eficiente de los animales.

Los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) forma parte de este desarrollo a través del financiamiento a engordadores de bovino carne con créditos para capital de trabajo, ya sea para la compra de insumos como forrajes, granos, alimento balanceado, medicamentos, vacunas, pago de salarios, etc., así como con créditos para mejoras de infraestructura en los corrales, construcción de tejados y bebederos, bodegas, adquisición de maquinaria, silos y otras inversiones fijas necesarias para la actividad.

De enero a agosto del 2020, se otorgaron créditos por más de 2,500 millones de pesos (mdp) relacionados con la explotación de bovinos para carne en la región Lagunera.

Se otorgaron cerca de 1,280 mdp en créditos de avío (50.6% del total colocado en esta actividad) y más de 124 mdp en créditos para inversiones fijas (4.9%). El resto se distribuye en créditos de tipo prendario, reportos, entre otros.

FIRA promueve diversos programas de apoyo financiero que fortalecen la actividad ganadera en la zona e incentiva la participación de los empresarios.

Ejemplo, el Programa Mitigación a la volatilidad de precios de productos tales como la carne y leche, el productor recibe una bonificación en la tasa de interés que le permite reducir el costo financiero del capital.

La implementación del esquema de maquila, ha permitido una mayor inclusión de ganaderos locales en las actividades de engorda y, por lo tanto, mayor participación económica en la región.

A su vez, propicia la generación de empleos directos e indirectos para la población de las comunidades cercanas y el desarrollo de otras cadenas.

*Brenda Nataly García Hernández es promotora de la Agencia Torreón de FIRA. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA” .

bgarcia@fira.gob.mx