No es casual que escoja el título que hoy encabeza mi colaboración. Ensalada de locos fue un programa cómico, de los años 70, verdaderamente divertido y desquiciado encabezado por el genial Loco Valdés. Yo lo veía de muy jovencita con mi papá y debo confesar que nos reíamos muchísimo. Con la ensalada de locos a la que hoy me enfrento como plato fuerte de mi menú diario, ya no me río, más bien me entristezco al ver la actual situación de mi país, que se ha convertido un verdadero amasijo de yerbas venenosas e insensateces. Veamos los ingredientes:

Héctor Lechuga y la Pandemia

El día anterior a que usted lea este texto, hubo en México más de 19 mil contagios y 537 muertes. Estamos en un momento extremadamente delicado al enfrentar una variante del virus, la delta, muy contagiosa e impredecible aún en sus consecuencias. Ante este hecho, el gobierno federal ha decidido que “llueva, truene o relampaguee” los niños volverán a clases presenciales el 30 de agosto sin saber siquiera cuáles son las condiciones de las escuelas. Más aún, que no se limitará ninguna actividad con motivo del aumento en el número de contagios además de que las autoridades se han empeñado en tratar de convencer a la ciudadanía con palabras y con su mal ejemplo de que la pandemia no es tan grave como se dice ni debe alarmarnos. No hay medicamentos suficientes, se ha vacunado a menos del del 30 por ciento de la población, los semáforos se cambian a modo y sin ninguna consecuencia y se manda a los niños a clases en el peor momento posible, poniendo en riesgo no solo a ellos sino también a padres y maestros. De locos, digo yo.

El Loco Valdés y la Consulta

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?” 

Hablando claro… ¿comprende usted esta pregunta? ¿Los ministros de la SCJN se sentirán orgullosos de cómo les quedó la redacción? ¿Considera usted pertinente que se consulte si se aplica o no la ley? ¿Cuál es el objetivo de esta consulta? ¿Quiénes son las posibles víctimas? ¿Quiénes son los actores políticos? ¿Existe alguna evidencia contra esos “actores” que permita a la FGR abrir un expediente para su investigación? ¿Cómo se va a hacer el esclarecimiento de las “acciones políticas” tomadas en años pasados? ¿Por quién o quiénes? ¿Hace cuánto tiempo? ¿El año pasado? ¿Hace 50 años? Sería risible todo este asunto si no nos estuviera costando 528 millones de pesos y si no se estuviera usando este mecanismo de consulta como una forma de manipulación. Desde luego, yo no iré a votar. Es cosa de locos, ¿O no?

Alejandro Suárez, The Economist y otros pasquines

Aquí el asunto se pone aún más loco. Ahora resulta que los periodistas deben dividirse a favor o en contra (de cualquier cosa) equitativamente. ¡Caray, eso si no lo sabía! ¿Qué gran teórico de la comunicación habrá propuesto esto? ¿Deberá de hacerse una cuidadosa selección de los periodistas o analistas mediáticos a contratar, de tal suerte que se logre que ante cualquier tema o asunto exista siempre en cada medio un 50% a favor y el otro 50% en contra? ¿O de preferencia un 100% que siempre esté a favor de las decisiones que tome el gobierno? ¡Uy! ¿Acaso tal distopía no es tan aterrorizante como cualquier novela orwelliana? Mi solidaridad con los medios de comunicación, de este país y de otros, que defienden la libertad de expresión y también con todos mis compañeros periodistas, analistas y académicos que se niegan a callar ante la estigmatización. 

Y como el aderezo de esta absurda ensalada, la SHCP publica la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN). Faltan desgraciadamente muchos ingredientes, pero con los que hoy enlisto, mi mundo se ha ido convirtiendo poco a poco en una amarga ensalada de locos, digo yo.

Twitter y Facebook: TereValeMX

IG: TereVale

Youtube: Tere Vale/El Rapidín.

Tere Vale

Psicóloga

Columna invitada

Psicóloga, conductora, escritora, comentarista de Grupo Fórmula.

Lee más de este autor