Estados Unidos es el líder mundial en el comercio de productos agroalimentarios, con una participación de 10.5% del total. Durante los últimos 41 años, la balanza comercial total de mercancías de Estados Unidos ha registrado un saldo deficitario, mientras que su comercio agroalimentario registra un saldo superavitario desde 1960

El comercio de agroalimentos representa actualmente 6.8% del comercio total de mercancías de ese país.

En el año fiscal 2017 (oct-16 a sept-17) las exportaciones e importaciones agroalimentarias de ese país se ubicaron en 140,471 y 109,784 millones de dólares (mdd), respectivamente. Por lo anterior, resultó un superávit de 30,687 mdd, de acuerdo con información del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Los principales destinos de las exportaciones agroalimentarias fueron, por su valor: China (15.6%), Canadá (14.5%), México (13.3%), Japón (8.4%) y Unión Europea (8.3 por ciento). Sus importaciones provinieron principalmente de México (20.2%), Canadá (18.5%), Unión Europea (17.9%) y China (3.7 por ciento).

Desde 1994, con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el comercio agroalimentario con sus socios comenzó a expandirse. Entre 1994 y el 2017 el comercio de este tipo de bienes con México creció seis veces y con Canadá creció cuatro veces.

En el 2017, Estados Unidos exportó principalmente soya y pasta de soya (19.8% del valor total); granos forrajeros, principalmente maíz (14.1%); carne de res, cerdo y pollo (12.9%); frutas y hortalizas frescas y procesadas (10.4%); nueces enteras y procesadas (5.8%); trigo (4.4%); algodón (4.2%), y productos lácteos (3.8 por ciento). En tanto, destacaron, por su valor en las importaciones, las frutas frescas y procesadas (14.9%); las hortalizas frescas y procesadas (10.7%); el café (5.6%); los aceites vegetales (5.2%); el vino (5.1%); el cacao y sus productos (4.3%); la carne de bovino (4.3%), y la cerveza (4.2 por ciento).

China fue el destino mayoritario para la soya y la pasta de soya (53%); México para los granos forrajeros (25%); Japón y México para las carnes (20 y 19% cada uno), y Canadá para las frutas y hortalizas (39 por ciento). Por otra parte, México contribuyó con 44% del valor de las importaciones estadounidenses de frutas y hortalizas frescas y procesadas.

En la reciente edición de las perspectivas para el comercio agroalimentario de Estados Unidos, publicada el 30 de noviembre pasado, el USDA proyecta que, durante el año fiscal 2018 que inició en octubre del 2017, el valor de las exportaciones agroalimentarias estadounidenses se reduzca 0.3% con respecto al año previo. Se estima que las exportaciones a sus principales mercados, China, Canadá y México, se incrementen a tasas anuales de 3.0, 4.1 y 3.1%, respectivamente. Con respecto a las importaciones totales, el USDA proyecta que éstas disminuyan 1.8%; las provenientes de México y la Unión Europea se reduzcan 2.0 y 0.8%, respectivamente, y las de Canadá crezcan 1.9 por ciento.

El superávit comercial de mercancías agroalimentarias de Estados Unidos en el 2018 se proyecta en 23,000 mdd; es decir, 7.8% mayor que en el año fiscal 2017.

Mañana comentaré algunos aspectos sobre el comercio agroalimentario de EU con México y las perspectivas del USDA para el 2018.

*Darío Gaucín es subdirector de Análisis del Sector en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]