La inseguridad e intranquilidad, que pesa sobre casi 114 millones de mexicanos, ahora que el PRI, intenta regresar, responsabilidad suya igual, claro, y agudizada en la continuidad de los demócratas: Vicente Fox y Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), se observa que será perenne, dado que ningún movimiento o partido emergente, puede o tiene capacidad de garantizar.

Pero lo que ocurrió en la XXXII Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública en Palacio Nacional, con asistencia del Consejero-Presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés Zurita, hecho inusitado, pero previsible, ante los tiempos electorales de la endeble democracia, en lugar de crear certeza, sembró más dudas e incertidumbre.

¡Imagine usted, lectora o lector, que por un protocolo, ya garantizo la seguridad!

Nada más falso, que un billete mexicano de 210 pesos ¿o no?

Pero, empecemos. Desde que el Revolucionario Institucional (PRI), fue echado de Los Pinos, que impulso decretos, fiscalías, comisiones investigadoras que valieron gorro y nunca hubo resultados, ahora crean protocolos’’ los demócratas y vividores del presupuesto.

Esto seguirá siendo, aun cuando participen gobernadores indistintos’’ de partidos, que se van descobijados por sus intereses los llevan, así como vigilantes de la democracia y toda aquella rémora presupuestal dedicados a prevenir el delito, procurar e impartir justicia, que siguen siendo la misma gata, pero revolcada’’, dicen los que saben.

De ser esa la solución, se aceptarían decretos’’ presidenciales o bandos’’, como los que inventó, el ahora amoroso: Andrés Manuel López Obrador, cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, antes de ser sometido a un desafuero’’, que fue todo un show.

México sería entonces una potencia’’ mundial, por lo que ofrecen todos ellos, venga de donde vengan, traicione a quien traicionen o brinquen a cualquier otro partido, solo porque al definirse salvadores, independientemente de ambiciones y estaríamos en el Mundo Feliz.

Esto no es así. Ni con decretos, palabras de campaña o promesas infértiles, se ha logrado dar a millones de mexicanos oportunidades de empleo, que con ello, llevarían alimento a su casa. Nada mejor que eso, qué desarrollo, inversión extranjera o mejor distribución de la riqueza y rrarrarra rrarrarra

Dijo Valdés Zurita: exijo, una vez más, en beneficio de la nación a todos los candidatos ( ) a todos los servidores públicos de los tres niveles de gobierno, que respeten el marco legal, porque la historia, nos dice que actuar al margen de la Ley, impacta negativamente la gobernabilidad’’.

¿Y acaso, eso no ha estado ocurriendo antes de la justa electoral?

Mejor, que se comprometan a dejar un resultado firme de los comicios de julio próximo, para que no haya lugar a dudas y tener que soportar a mesías, locos mediáticos y lunáticos que aleguen fraude’’ y compliquen más la vida de los ciudadanos, que debiera ser su objetivo, aunque no garanticen seguridad.

COMMODATO

Por cierto, por los aires electorales y luego que el PRD, denunció al presidente Felipe Calderón, se está calentado algo en PGR, contra el exalcalde del municipio de Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, Gregorio Sánchez Martínez El Greg’’, que busca un escaño, como Senador de la República.

Que Dios nos agarre confesados.