La economía colaborativa ha descubierto una nueva forma de movernos por las ciudades: el carsharing, un uso temporal de vehículos o coches compartidos.

Imagina que puedes usar un coche cada vez que lo necesites para desplazarte o para realizar un servicio y lo único por lo que vas a pagar es por el tiempo que utilices el vehículo.

Es un innovador modelo de alquiler de automóviles para uso temporal en el que el usuario alquila un vehículo durante un periodo corto de tiempo ya sean minutos, horas o días, este alquiler se debe reservar previamente mediante una app, internet o a través de una llamada telefónica y así, los usuarios pagan por el uso que se realiza del mismo ya sea por el tiempo o por kilometraje realizado.

Mediante este servicio, los clientes se benefician de una alternativa al vehículo privado, eliminando los costos asociados a la propiedad de estos, ya sean fijos (como impuestos y seguros), o variables (como mantenimiento, aparcamiento y limpieza).

Funcionamiento del carsharing

Por lo general, el carsharing está enfocado a la movilidad en las ciudades, ya que con él se pretende reducir el número de vehículos circulando por el centro urbano para minimizar el impacto medioambiental con un menor consumo de energía y recursos. Y, aunque el transporte público también cumple esta función, en ocasiones no nos queda más remedio que utilizar un coche. Además, este innovador concepto suele ser bastante económico.

El coche puede ser bien, de otro conductor o bien, de la propia empresa. Es una alternativa al alquiler tradicional de vehículos con el objetivo de hacer un uso más eficiente del mismo. Y existen dos clases de carsharing: aquel que te obliga a dejar el coche en el mismo lugar en que lo recogiste y aquel que te permite dejarlo en una ubicación diferente. 

Definitivamente es una alternativa para trasladarse de manera sostenible. El concepto de auto compartido o renta por hora lleva ya varios años en ciudades de Europa, en Suiza, Alemania y Holanda, y en Estados Unidos hace poco más de diez años en ciudades como Nueva York.

Entre las empresas más importantes a nivel internacional nos encontramos a Car2go, con 1 millón de socios entre sus filas y una flota que supera los 13.500 vehículos. Pero también podemos ver a DriveNow, que ya tiene medio millón de socios y 3.800 coches disponibles.

En México el concepto de auto compartido es reciente, y actualmente sólo hay dos opciones: Carrot y O2Autocomparte. Pero también hay marcas de renta de autos que ofrecen el servicio por hora, como Hertz, por lo que también podrían entrar dentro del concepto carsharing.

Ventajas del carsharing

  1. No necesitas disponer de vehículo propio para muchos desplazamientos, esto conlleva un significante ahorro en gastos de mantenimiento, seguros y combustible.
  2. Al reducir el número de coches en circulación, disminuye el tráfico, el tiempo de desplazamiento y aumenta la disponibilidad de aparcamientos libres.
  3. Con menos coches en circulación, disminuyen las emisiones de CO2, lo que supone una de las principales ventajas medioambientales sobre todo en las grandes ciudades.
  4. Como muchos de los servicios preferidos por los millennial, estos coches de alquiler por horas, o incluso por minutos, funcionan mediante localizadores GPS y apps. Las nuevas tecnologías y el foco en la necesidad del cliente son los puntos principales en los que se basa el éxito del carsharing.

Como conclusión podríamos decir que el carsharing es una apuesta de varias empresas por un modelo de negocios basado en el alquiler flexible de coches, aportando excelentes ventajas a empresas y autónomos. Además de convertirse en otra alternativa de movilidad en grandes ciudades. 

Probablemente estemos ante una ruptura y nacimiento del concepto del alquiler de coches en el mundo.

*Javier López Casarín es presidente de la Fundación Reinventando a México.

Javier López Casarín

Experto en Innovación

Columna invitada

Empresario estratega, innovador y agente de cambio comprometido con su país y la reinvención a través de sus proyectos. Cuenta con una larga trayectoria en el mundo empresarial en los sectores financiero, telecomunicaciones y tecnología así como en el campo de la promoción social, lo que le ha permitido desarrollar metodologías de identificación, análisis y solución efectiva de los retos actuales.

Lee más de este autor