El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, soltó una bomba informativa durante la híbrida convención bancaria realizada en la Ciudad de México.

Dijo que será más barato el dinero en México. Es decir, anticipó que se reducirán notablemente las tasas de interés que cobran los bancos por sus créditos al consumo, a la vivienda y a las pymes.

Bajarán las tasas de interés de los créditos al consumo, a la vivienda y para las pymes, en virtud de la revisión de la regulación que aplica el gobierno para los bancos, aseveró con notable entusiasmo frente a los asistentes a la 84 Convención Bancaria.

Sonó como música celestial para los miles o quizás millones de mexicanos que lo escucharon de viva voz o que se enteraron a través de la radio y la televisión o en la lectura de los diarios del día siguiente.

El titular de las finanzas públicas dijo que están dadas las condiciones para que las tasas de interés de las tarjetas de crédito ¡bajen 30%!

No se quedó ahí. Dio más detalles con porcentajes muy atractivos de lo que, en sus cálculos, podrán bajar las tasas de interés.

Dijo que los nuevos requerimientos de capital que anunció el gobierno para la banca implicaría que para los créditos a la vivienda, las tasas caerían hasta 17%; para los créditos personales en alrededor de 12 y 15% y para las tarjetas de crédito hasta 30 por ciento.

Herrera sostuvo que el regulador del sector financiero, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que preside Juan Pablo Graf hará cambios a los ponderadores de capital de las instituciones en congruencia con los niveles de riesgo de Basilea III, lo que permitirá que disminuyan las tasas de ciertos créditos.

Esto en español -aclaró el secretario de Hacienda- quiere decir que las medidas regulatorias se traducirán en la reducción de las tasas de interés para el financiamiento al consumo, hipotecario y para pequeñas y medianas empresas.

Además se beneficiará a las mujeres, que está demostrado, son mejores pagadoras.

Advirtió que de nada serviría tener un mejor panorama económico (que permite revisar al alza el pronóstico de crecimiento del PIB a entre 5 y 5.5%), contar  un blindaje financiero robusto y mejores precios del petróleo, si no se traduce en un menor costo del dinero.

El titular de Hacienda, en medio de la crisis sanitaria y la severa caída del 8.5% del PIB, la recesión más cruda registrada en un siglo en México, mostró no sólo confianza sino un optimismo notorio.

Le apostó a un proceso de aplicación acelerada de la vacuna anticovid. Calculó que para el mes de mayo próximo ya estarían vacunadas 80 millones de personas.

Enalteció las cifras macroeconómicas: el blindaje financiero que representan los 195,000 millones de dólares de reservas internacionales, más los 61,000 millones de dólares de la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional y hasta destacó el nivel de deuda -que para la mayoría de los analistas es muy alto- que ronda el 63% respecto del Producto Interno Bruto y lo contrastó con el que observan la mayoría de los países de América Latina en 79 por ciento.

También reveló el dato de los ingresos esperados por el alza en el precio internacional del petróleo. De mantenerse en 62 dólares por barril de petróleo México podrían alcanzar los 300,000 millones de pesos adicionales a los previstos con el precio estimado por el gobierno mexicano para este año.

Pero el tema que tocó las fibras de consumidores y pequeños empresarios fue el del inminente abaratamiento del dinero.

De concretarse, sin duda, será un enorme empujón para la economía mexicana.Sin embargo, en este tema, parece que no todo es miel sobre hojuelas.

Para el nuevo presidente de la Asociación de Bancos de México, Daniel Becker, la revisión de los ponderadores no es el único factor que permitiría la reducción de las tasas de interés. Tendrían que confluir dos o tres temas más y entre ellos el respeto al Estado de Derecho, para que pudiera cumplirse ese objetivo.

La revisión de los ponderadores, sí es un factor importante, pero habrá que ver cómo se aterriza, advierte el nuevo dirigente bancario. Veremos.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor