A través de la venta y financiamiento de un paquete de libros así como materiales digitales didácticos y culturales, Edilar ofrece subsidios en efectivo a los afiliados al SNTE en las zonas más depauperadas del país.

Al maestro se le ofrece un paquete de libros o materiales y dinero en efectivo vía cobro en ventanilla bancaria o transferencia. La suma que recibe el docente supuestamente no proviene de un crédito sino de un subsidio, sin embargo, adquiere una deuda bajo el engaño de una compra supuestamente para estimular sus conocimientos en el proceso de enseñanza.

Se le entrega un certificado en papel seguridad con los logotipos de Edilar, el del Programa Nacional de Bibliotecas Magisteriales y los logos del Banco Mundial. Asimismo, en el desglose de sus nóminas aparecen rubros como: Libros Digitales, Materiales Educativos Digitales y Subsidio en Efectivo.

El contrato prácticamente es irrevocable, pues una vez que el maestro o funcionario público activa su cuenta en la página de Edilar, sólo podrá hacer la cancelación en los primeros cinco días siguientes a la firma del contrato, siempre y cuando no use sus claves de acceso. Los maestros que recurren a la Profeco deberán rembolsar el importe del subsidio, más los gastos por la gestión del crédito y un interés de 4% mensual.

Los fundadores de Edilar son el pedagogo uruguayo Nelson Carlos Uribe de Barros y Virginia Ferrari Prezioso, quienes además fundaron la revista Correo del Maestro, el Club de Lectores y la fundación Educación, Voces y Vuelos, creada en 1999, que en una primera etapa apoyó a niños con problemas auditivos.

En el 2009 su hijo Ignacio quien estudió en el ITAM y estudió su posgrado en Northwestern asumió el control de las empresas familiares. Dentro de su Programa Nacional de Bibliotecas Magisteriales, Edilar despliega una cartera de recursos educativos digitales con distintas tarifas y subsidios. Por ejemplo, el paquete identificado con la clave RSI17002 ofrece 17 títulos del anuario digital Correo del Maestro, más 800 libros digitales y 500 materiales educativos en ese formato por un contrato que asciende a 34,560 pesos que los interesados pueden pagar en 48 módicas cuotas, de 720 pesos cada una. La oferta de Edilar es gestionar un subsidio en efectivo para los docentes, por 17,500 pesos, que se verán reflejados en su comprobante de nómina.

Son 20 modalidades distintas. El paquete más caro lo integran el anuario del Correo del Maestro, 1,200 libros digitales y 900 materiales educativos, vale 49,344 pesos, que se van a 48 cuotas, de 1,208 pesos cada una. El subsidio en efectivo es de 25,000 pesos, de los cuales, 3,427 se van líquidos al comprobante de nómina.

En el 2010 Edilar gestionó un préstamo ante la Corporación Interamericana de Inversiones, del BID, que en los siguientes dos años se tradujo en apoyos a más de 7,000 maestros de 27 estados de la República Mexicana. Recientemente tramitó un préstamo con el IFC.

De acuerdo con la información proporcionada por los directivos de Edilar a sus financiadores, para el 2017 deberán haber incluido a más de 80,000 maestros en su cartera de clientes, gracias a su labor mano a mano con la SEP y la SNTE para posibilitar la capacitación de los docentes de educación básica.

Con presencia en 27 estados de la República Mexicana Edilar privilegia la venta de sus materiales entre maestros de zonas rurales, ( algunas de las cuales sólo son accesibles con vehículos 4x4) que están imposibilitados de recibir adiestramiento por cualquier otra vía.

Edilar busca trascender el modelo de la empresa familiar y recurrir a los mercados de deuda y capital en el mediano plazo, para convertirse en una de las principales editoriales al servicio del magisterio mexicano. Para lograrlo, necesita 35.8 millones de dólares, de los cuales, IFC otorgaría un préstamo de 15 millones de dólares, tipo C, en pesos mexicanos, que serían para Edilar; sin embargo, es para los maestros del SNTE, en 27 estados de la República Mexicana.

Los primeros reportes sobre estos programas de crédito disfrazados de subsidios provienen de Sinaloa, donde las autoridades locales están obligadas, por contrato, a realizar el descuento de nómina a los beneficiarios del Programa Nacional de Bibliotecas Magisteriales. Entre los quejosos están profesores y personal administrativo que laboran en la Secretaría de Educación Pública y Cultura de Sinaloa, en la que despacha Gómer Monárrez González desde principios de este 2016.

Profesores y personal administrativo que trabajan en la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo alertaron en enero del 2015 ser víctimas de fraudes o abusos de confianza por parte de Edilar, para lo que se levantaron denuncias penales.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿ENROQUES? En la víspera del ajuste en el gabinete presidencial, un personaje es la constante de los rumores. ¿Sus iniciales? José Antonio Meade Kuribreña, quien pareciera destinado a ocupar por quinta vez una secretaría de Estado. Algunos lo ven de regreso en la SHCP, otros, en la SFP. En cualquier caso, entre los comentócratas existe un amplio consenso: el Ejecutivo federal moverá a los integrantes de su equipo. La negativa de Manlio Fabio Beltrones de incorporarse al primer equipo definió la lógica de este reacomodo que además involucraría a los actuales titulares de Sagarpa, Gobernación, Sener, SEP y Salud. La única incorporación sería la de otro mexiquense.

[email protected]